facebook Twitter
Edicion especiales


Tía remedios


Friday, October 26, 2012



 Agencai Reforma
 
Al borde del ultimátum
Solicito de tu apoyo, hace 5 años empecé a andar con un chavo casado y yo tenía un novio. Pasaron los meses y nos fuimos enamorando, él tenía muchos problemas en su casa, de hecho por eso empezamos a frecuentarnos, porque sólo éramos amigos, yo era su paño de lágrimas. Con el tiempo, mi necesidad de ser la única fue aumentando a lo cual yo le comenté que lo mejor sería dejar todo por la paz y cada quien con su cada cual. A la semana regresamos porque lo amo mucho y creo que él también, el problema es que aún no se va de su casa porque tiene una niña de 4 años, a la cual, como todo padre, ama, y la niña, cada que él sale con sus maletas, llora y demás, no la dejan verla, ni hablarle, nada, por eso regresa. Me pide que lo espere un año más, ya que espera que la niña comprenda que él tiene que ser feliz y que nunca dejará de ser su papá, pero tengo miedo porque no sé si sea capaz de lograrlo y empezar una nueva vida a mi lado. Pienso en poner un ultimátum porque ya no puedo con esta angustia. Espero tu pronto consejo por este medio. Cuídate mucho.

La Linda

Querida Linda, ¿Crees que una niña de 5 años tenga más consciencia de la necesidad de ser feliz de su padre que una de 4? Una niña es una niña y tanto la madre como el padre la están usando como el botín de guerra de una pareja incapaz de resolver sus conflictos como adultos. Dices que fuiste el paño de lágrimas de tu amigo y de ahí pasaron al romance. Suena romántico si no fuera sólo una ilusión. ¿En serio crees que él vivía con una bruja malvada y cruel siendo él un príncipe azul con todo y caballo? Me temo que no conoces del todo al hombre que ves como perfecto. Recuerda que una relación se necesitan dos para que jale o para que no jale. ¿Qué pasará cuando tú pases a ser la bruja de la que él necesite huir?, ¿en serio crees que para salir de una mala relación se necesita otra relación que parezca mejor? La realidad es que no. Eso es una fantasía. Si él realmente no pudiera vivir con la madre de su hija ya la habría dejado. No sería ni el primer ni el último hombre que se va de un matrimonio invivible. Usar a la hija de pretexto es eso, pretexto. Si no dejan que la vea, él tiene recursos legales para hacerlo, ya que hoy la ley permite a los padres dejar de ser “víctimas de las brujas malvadas” que impiden a los padres ver a los hijos porque los usan como arma en contra del cónyuge contra el cual se siente enojo. En resumen, creo que estás viviendo sólo una ilusión y que lo único que tuviste fue un amasiato.



Acepta violencia

Mi historia es algo complicada. Me junté a los 14 años, él ahorita tiene 24 años. Cuando lo conocí era borracho y se drogaba. Yo casi ni me preocupaba por mí misma, no comía, me la pasaba con las amigas y con él empecé a tener relaciones y llenaba un vacío en mí. Me hacía sentir mejor conmigo misma, me hacía sentir linda; con el tiempo nos enamoramos y yo me encapriché porque mi mamá intentó separarnos. Me embaracé, mi familia se opuso a aceptarnos y nos fuimos a Oaxaca, porque él es de allá. Con mi embarazo, él empezó a cambiar y hasta me golpeaba, me pateaba, me sacaba sangre; soporté todo, incluso hasta que él dejara a mi hija en Oaxaca, porque según la iban a educar mejor; como él es más grande pensé que sabía más. Pero no pude soportar tener a mi hija lejos y fui por ella y a él lo dejé, un mes, pero lo extrañaba mucho, porque cuando está sobrio es buena persona y hablamos del futuro juntos, pero cuando toma se pierde todo, porque empieza con los celos, los gritos. He estado enferma porque hace poco perdí un bebé y ahora él dice que ya no quiere tomar y me jura que ya no va a volverme a pegar, pero tiene muchos celos y eso es lo que no me gusta. Ojalá y me pudieras ayudar porque lo amo con todo mi corazón, pero no sé qué decisión tomar.

Yesenia, 17 años

Querida Yesenia, precisamente el que hayas crecido sin padre es lo que te ha lanzado a los brazos de este hombre maltratador. Espero que tú empieces a creer que mereces ser bien tratado y ser amada, ya que eres una criatura única e irrepetible.
Bookmark and Share
Publicidad


Boletines
Inscríbase para recibir boletines informativos