Like La Raza del Noroeste on Facebook!

facebook Twitter
Edicion especiales

Sounders luchó pero no pudo

Un penalti en contra cuando ganaba 2-0 acabó la esperanza de remontar la serie contra el Galaxy.

Sunday, November 18, 2012
 Foto: AP
El irlandés Robbie Keane cobra la pena máxima que al final negó a Sounders la posibilidad de nivelar el agregado en la serie final de Conferencia Oeste de la MLS.
 
No cabe duda que, lo mejor que ha tenido Seattle Sounders a lo largo de sus cortos cuatro años de historia, ha sido su afición.

Y la noche del domingo, en medio del frío y una llovizna pertinaz, y con el equipo prácticamente eliminado, se pudo ver de nuevo la fidelidad con que Seattle ha apoyado a su equipo, 44,575 aficionados se presentaron a la última batalla.

Aficiones como esa son el comienzo de una gran franquicia, pero también se necesitan títulos, copas, y esta noche Seattle Sounders estuvo cerca del milagro de clasificar a la final, pero encontró de nuevo en el irlandés Robbie Keane a un inesperado verdugo.

Seattle venció 2-1 al Galaxy de Los Angeles y quedó eliminado de la liguilla por desventaja de 4-2 en el agregado.

El Partido
A diferencia del juego de ida esta vez Sounders salió con sus dos delanteros titulares, Montero y Johnson, pero al igual que en ese juego se quedó al arranque sin su volante creativo Mauro Rosales, y sin el 10 las opciones de Sounders son menores; Rosales, que se recupera de una lesión, apenas entró unos minutos hacia el final del juego.

Galaxy también tuvo una baja de última hora, Landon Donovan, y además reservó al creativo brasileño Juninho, a quien ingresó en el segundo tiempo.

La primera emoción de la noche la trajo Montero apenas a los 2 minutos, guerreando desde la izquierda como un carrilero de primera, eludió un defensa y corrió a sacar el centro pero los defensas del blanco lograron sacar al tiro de esquina.

El mismo Montero lanzó un balonazo preciso y cruzado, desde el mismo flanco un minuto después y dejo a Eddie Johnson solo frente al meta, pero el delantero del verde la elevó lejos.

El frenesí del ataque de Sounders alcanzó el clímax a los 10 minutos cuando Eddie Johnson recibió solo y venció al porte

Pero Sounders sabía que necesitaba el gol pronto y un rechazo de Zac Scott buscando a Johnson a los 11 le dejó el espacio al estadounidense para volver a vencer a su rival y marcar el 1-0 en medio de la locura del estadio.

El vendaval del Sounders continuó, cuatro minutos después Montero le ganó la espalda a un central y cabeceó a gol con dificultad, pero el portero Saunders logró controlar el balón.

Después del minuto 25, y quizás por cansancio de los Sounders, el partido perdió algo de precisión aunque los de casa seguían presionando pero ya no creaban el mismo peligro.

A 2 del final de la primera etapa Galaxy logró un contragolpe que terminó con un disparo frontal al arco, el balón aparentemente pegó en la mano de Jhon Kennedy Hurtado pero el árbitro Mark Gieger no marcó la falta.

Los equipos se fueron al descanso con el 1-0 mientras los aficionados disfrutaron un mini concierto de “Presidents of the United States”, una de las bandas de rock más conocidas entre las salidas de esta región.

Segundo Tiempo
En los 10 primeros minutos Sounders trató de arrancar con la misma intensidad pero tuvo menor precisión, el árbitro además cortó el juego más de una vez pitando faltas simples pero dudosas y el nivel en general fue pobre, con ritmo inconsistente.

Pero la esperanza para Sounders creció 3 minutos después, en una jugada “de Pizarrón”, un tiro de esquina que Tiffert cobró al primer palo y que vió a Zac Scott colarse al anticipo y clavar de cabeza al palo contrario del portero, 2-0, golazo.

La alegría llenaba el estadio y Sounders parecía controlar su destino cuando a los 23 minutos el árbitro sancionó una pena máxima contra Seattle, jugada de Robbie Keane que centró cuando el sueco Johansson de Sounders se atravesó con los brazos abiertos.

El mismo Keane cobró casi en dos movimientos y marcó el 2-1 letal para Sounders, salido de los botines del mismo que les metió dos y ayudó a armar el otro, el domingo pasado en Los Angeles.
A 18 del final Sigi Schmid jugó sus cartas para salvar la temporada ingresando al mexicano David Estrada y al Hondureño Mario Martínez, lo extraño fue que sacó a Montero, también al sueco Johansson.

Martínez causó un tiro libre casi apenas entró y lo cobró perfecto al centro del área pero Jeff Parke cabeceó mal y perdió la posibilidad.

Rosales ingresó por Zakuani a 10 del final y en medio de gritos por todo el estadio.

El argentino y el olímpico catracho trataron de abrir la cancha pero el equipo tenía poca precisión, Jeff Parke logró un cabezazo que se desvió por centímetros y David Estrada remató de frente al portero a cuatro metros del arco, pero el meta salvó, cuando el tiempo regular expiraba.

Sounders no pudo reponerse al “shock” que le causó el penalti en contra y sucumbió entre jugadas de mucho amor propio y poca precisión contra un Galaxy que se dedicó a no dejar jugar, y logró su objetivo.

El Galaxy será ahora anfitrión del partido por la Copa MLS el Primero de Diciembre contra el Houston Dynamo, mientras Sounders regresa a un periodo con reflexión, sin títulos, y sin Liga de Campeones en el 2013-2014.


_
Bookmark and Share
Publicidad


Boletines
Inscríbase para recibir boletines informativos