facebook Twitter
Edicion especiales


Prefiere Gerard Butler el éxito a la fama


Tuesday, November 27, 2012



"Si pudiera caminar por la calle y que la gente no me reconociera, no me importaría, podría vivir así". Gerard Butler, actor.
"Si pudiera caminar por la calle y que la gente no me reconociera, no me importaría, podría vivir así".
Gerard Butler, actor.  AP
 
Realiza varias películas al año, es considerado uno de los actores más sexys del mundo y su trabajo es reconocido en diferentes países, pero aunque Gerard Butler disfruta de todo ello, el hecho de que la fama que ahora goza se acabe algún día no es algo que le quite el sueño.

Principalmente porque el actor, nacido en Escocia, separa el glamour que conlleva ser una estrella de Hollywood del éxito profesional, ya que prefiere lo segundo.

"Si la fama fuera junto con el éxito, entonces sí me preocuparía perderla. Pero para mí lo importante es el éxito en lo que haces. Se trata de hacer películas que signifiquen algo para mí mismo.

"La fama no es importante, pero uno quiere ser lo suficientemente exitoso para hacer películas que la gente quiera ver", dijo Butler en entrevista.

El reconocimiento internacional lo alcanzó al interpretar a Leónidas en la cinta 300 y, aunque ya llevaba varios años tratando de conseguir un papel que lo pusiera en el mapa, nunca perdió la esperanza de que su momento llegaría.

"Siempre pensé que todo era posible, que en cualquier momento llegaría una película que fuera un éxito rotundo y yo estaría listo. Recuerdo haber hablado con el presidente de Warner Brothers y decirle: 'Si yo hago este papel, voy a hacer que la película sea un gran éxito, voy a darle todo lo que pueda, le voy a dar mi vida'.

"Mi vida estaba escrita para 300. Había hecho tantos papeles y todos se conjugaban en Leónidas. La película fue un éxito. Se sintió como si fuera el destino, pero antes de eso siempre sentí que algo iba a pasar".

El actor promueve la cinta Jugando por Amor, que se estrena en México el 21 de diciembre, y en la cual interpreta a George, un ex jugador de futbol que intenta acercarse a su hijo y conquistar nuevamente a su ex mujer (Jessica Biel).

Este personaje, comenta, lo acercó profundamente a la experiencia paternal, y aunque él, a sus 43 años, no la ha vivido personalmente, no descarta formar una familia en el futuro. Aunque sabe que no será pronto debido a su ritmo de trabajo.

"A veces me pregunto: ¿realmente quiero? Y sí, realmente quiero hacer una familia. Hago todos estos papeles en donde interpreto a un padre y examino esas relaciones con los hijos. En donde tratas, en donde fracasas, en donde rompes su corazón y ellos rompen el tuyo.

"Cuando sientes los temas de las historias, dices 'sí, quiero pasar por esto'. Quiero vivir esos problemas, esas satisfacciones y glorias de ser un padre. No tiene que ser mañana, no quiero ponerle una fecha específica, no quiero presionarme, porque me conozco. Trabajo mucho, viajo mucho, estoy en todas partes. Pero puede que esté listo para eso".

En Jugando por Amor Butler comparte créditos con Catherine Zeta-Jones, Dennis Quaid y Uma Thurman.
Bookmark and Share
Publicidad


Boletines
Inscríbase para recibir boletines informativos