(AP Photo/Fernando Vergara)

Clasifican los eternos rivales

Argentina está en el Mundial. Ahora viene la parte difícil

Associated Press

En serios apuros hasta la última fecha y aferrada a su buque insignia, Argentina accedió a la que probablemente será la última Copa del Mundo de Lionel Messi. Ahora viene la parte difícil. La clasificación agónica en el cierre de la eliminatoria sudamericana con un triunfo en Ecuador sencillamente cumplió con la que es una obligación básica para una selección con el pedigrí de Argentina. La tarea pendiente del técnico Jorge Sampaoli antes de Rusia será arreglar las grietas en una Albiceleste que estuvo a punto de perderse un Mundial por primera vez en 48 años. Algunos puntos a tener en cuenta sobre el desempeño de Argentina en la eliminatoria y su panorama rumbo al Mundial. En un momento crucial, Messi tuvo que vestirse de superhéroe para salvar a la selección. Sin exhibir el mismo nivel extraterrestre que muestra cada semana con el Barcelona, el delantero brilló cuando más se lo necesitaba y sus tres goles enfilaron la victoria del martes por 3-1 en Quito que aseguró el boleto.

Renovado Brasil devuelve entusiasmo a sus hinchas

Cada vez que Brasil anota un gol en casa, la muchedumbre corea “los campeones volvieron”.Es un fenómeno relativamente reciente que ha ganado impulso solamente desde que Adenor Leonardo Bacchi — conocido como Tite — se convirtió en el técnico de la selección en septiembre del año pasado. La llegada de Tite sigue a un período sombrío en el que los hinchas brasileños temían que su idolatrado equipo nacional no se clasificaría para la Copa del Mundo apenas cuatro años después de ser la sede del evento máximo del fútbol. Pero con la racha invicta bajo Tite llegando a 12 partidos tras la victoria de 3-0 sobre Chile el martes en el último día de las eliminatorias sudamericanas, los pentacampeones han emergido como serios contendientes para el título en Rusia.