(AP Foto/Czarek Sokolowski)

(AP Foto/Czarek Sokolowski)

Cumple el Tri deseo de Osorio

Staff,

Agencia Reforma

GDANSK, Polonia .-México cerró su año con un autoritario triunfo en casa de Polonia, sexto en el ranking FIFA y cabeza de serie en la Copa del Mundo.

En la víspera del partido en el Estadio Energa Gdansk, el técnico Juan Carlos Osorio dijo que se iría encantando con un triunfo 1-0. Sus futbolistas le cumplieron el deseo, con un gol de Raúl Jiménez al 13’.

Una victoria que arroja un saldo muy positivo en la gira por Europa. El Tri abandonó la comodidad de Estados Unidos y fue a plantarle partido a Bélgica y ayer a los polacos, a quienes dominó en varios lapsos.El técnico Adam Nawalka consideró oportuno jugar con sólo cuatro titulares habituales, pero México hizo seis modificaciones con relación al enfrentamiento en Bruselas; uno de esos cambios, Jiménez, anotó al 13’ con un zurdazo violento, aprovechando unos rebotes en la zaga local. México exhibió manejo de partido ya que tuvo 73 minutos más la compensación para amarrar el resultado. Lo logró a través del orden defensivo y la aplicación táctica, así como también gracias a un mejor criterio en la circulación del balón.La mejoría en la zaga fue evidente, esta vez al plantarse con un 5-3-2 con el que cortó los circuitos de los carrileros polacos. Héctor Moreno y Diego Reyes tuvieron un cambio drástico del nivel que exhibieron el pasado viernes, ahora ante un equipo que se notaba impotente ante un rival que interpretó mejor el partido.

Polonia generó pocas opciones de gol, si acaso el disparo desviado de Piotr Zielinski al 33’ y un tiro de Maciej Rybus que Jesús Corona desvió con el pie derecho.

Ahora lo único que espera el Tri es conocer el próximo primero de diciembre su suerte en la Copa del Mundo, pero ya midió fuerzas ante dos de los cabezas de serie.