Impacta temblor a Pumas

Alejandra Benítez,

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO .- El sismo que estremeció a la Ciudad de México sorprendió a los Pumas y sus filiales en las instalaciones de la Cantera, donde a pesar de haber desprendimientos de rocas en las paredes del inmueble no hubo daños que lamentar. Los jugadores del primer equipo tenían media hora de haber terminado sus prácticas y mientras que algunos ya habían abandonado el lugar, otros estaban terminando de bañarse.El técnico Sergio Egea caminaba por la lunaria y decenas de jugadores de otras categorías se dirigían por los pasillos rumbo al comedor.

El primer jalón puso sobre aviso a todos, y al escuchar la alerta sísmica la mayoría permaneció en su sitio o de inmediato buscó resguardo junto a algún muro. El desprendimiento de las rocas paralizó a decenas, algunos de los que estaban en las canchas del fondo de la Cantera se resguardaron en las porterías.En la parte final del movimiento telúrico la orden fue tajante: “Todos al centro de la cancha”.Personal administrativo, jugadores, entrenadores, visitantes, todos se ubicaron en la cancha principal, donde no había peligro en caso de algún derrumbe.