(AP Foto/Sergei Grits)

(AP Foto/Sergei Grits)

La incoherencia de la FIFA con las sanciones en el Mundial

Associated Press

Comprender la lógica de los fallos disciplinarios en esta Copa del Mundo es una tarea confusa.

Suecia recibió una multa de 70.000 francos suizos (70.700 dólares) porque sus jugadores usaron unas medias no autorizadas y Croacia fue sancionada con el mismo monto cuando uno de sus futbolistas ingresó a la cancha con una bebida de una empresa que no era patrocinadora oficial. Pero el despliegue de una bandera neo nazi y del símbolo nacionalista serbio de la Segunda Guerra Mundial solo acarrearon multas de 10.000 francos suizos (10.100 dólares), las cuales fueron pagadas por sus federaciones nacionales que son responsables del comportamiento de los hinchas en los partidos. Maradona, un embajador bajo sueldo de la FIFA, ha recurrido a Facebook para explicar episodios de racismo y conducta impropia desde palcos preferenciales, cargos que han propiciado que la entidad rectora del fútbol castigue a jugadores. Argentina, Colombia y Marruecos deberán desembolsar 15.000 francos suizos (15.150 dólares) por recibir cinco tarjetas amarillas en un partido, con 3.000 francos suizos (3.300 dólares) por amonestaciones subsiguientes. Argentina acabará con las multas más altas por segundo torneo seguido, pese a que fue eliminada en los octavos de final. La Albiceleste fue sancionada con 105.000 francos suizos (106.000 dólares) por el episodio en que varios hombres fueron captados cuando agredieron a patadas a un aficionado con una camiseta de Croacia