(Foto por Evan Agostini/Invision/AP)

(Foto por Evan Agostini/Invision/AP)

Con “Second Act”, López se crea sus propias oportunidades

Por LINDSEY BAHR,

Associated Press

LOS ANGELES (AP) — Jennifer López aprendió hace mucho tiempo que en el negocio del espectáculo una no puede simplemente sentarse a esperar oportunidades, sino que una misma tiene que creárselas. Esta es la simple razón de ser de “Second Act” (“Jefa por accidente”), su primera película en tres años y su muy anticipado regreso al cuento de hadas moderno y brillante.

“Soy bastante particular”, dijo López una tarde reciente en Los Ángeles. “Me han ofrecido un par de películas el último par de años, pero a menos que sea lo adecuado y reciba el tipo de oportunidades correctas, prefiero crearlas. Ese es mi mantra y el de Elaine. No forzamos las cosas, pero tampoco esperamos sentadas… Si nadie nos da las historias que queremos contar, las creamos nosotras mismas”.

Elaine es Elaine Goldsmith-Thomas, la vieja amiga y socia productora de López con la que ha trabajado en proyectos como “The Boy Next Door” (“Cercana obsesión”) y “Shades of Blue”. “Second Act”, que se estrena en cines de Estados Unidos el viernes, fue su idea. Pensó que López sería la mujer apropiada para interpretar a la cuarentona empleada en una tienda de cajas con destreza para los negocios pero sin un título formal, que tiene la oportunidad de demostrarle lo que vale a la élite de Madison Avenue. Un poco “Working Girl” (“Secretaria ejecutiva”), un poco “It’s A Wonderful Life” (“¡Qué bello es vivir!”), era el tipo de historia que le gustan a López.