Primera Función/ Grandeza sin límite

Hugo Lazcano

Agencia Reforma

La película Gifted (su tÌtulo en inglés) es de las que tienen Un Don Excepcional (tÌtulo en español) que lo mismo pueden hacer reÌr que arrebatar algunas lágrimas.

La cinta del director Marc Webb, estelarizada por Chris Evans, la pequeña McKenna Grace y la ganadora del óscar, Octavia Spencer, relata la vida de Frank Adler (Evans), un atractivo solterón que tiene a su cargo la crianza de su sobrina Mary (McKenna) en un pueblo costero de Florida.

Mary es una niña prodigio de las matemáticas que junto a su tío Frank lleva una vida normal y tranquila.

Pero ésta se ve trastocada cuando la abuela de Mary, Evelyn (Lindsay Duncan) se entera del dominio de la niña de 7 años para los números.

El dilema para todos los personajes es desprenderse de algo seguro a nivel afectivo para permitir que Mary desarrolle su talento.

La inspiración de esta historia, dijo el guionista Tom Flynn, fue su hermana, a quien describe como “la persona más ridÌculamente inteligente y modesta que jamás podrÌa conocer”.

“Cuando tenÌa 5 años todos en la familia le teníamos miedo; era muy decidida. He estado alrededor de una mente brillante toda mi vida, pero también aprendÌ cuán importante es divertirse; de no haberlo hecho ella hubiera podido acabar mal”, expresó Flynn.

Su hermana y sus dos sobrinas fueron el punto de partida para escribir el argumento.

Marc Webb, el realizador, coincidentemente al igual que la pequeña protagonista de la cinta, proviene de una familia amante de las matemáticas.

“Mi padre ya llevaba durante mucho tiempo involucrado en las matemáticas, asÌ que tuve una conexión fÌsica y emocional inmediata con el material. Todo me parecÌa correcto. A estas alturas, ya llevaba trabajando en grandes pelÌculas durante mucho tiempo y querÌa algo sencillo”, compartió el director.

La elección para el papel de Mary fue crucial para el éxito de Un Don Excepcional y trajo consigo una búsqueda exhaustiva de ocho meses. Finalmente McKenna Grace se quedó con el rol.

“Fue muy difÌcil memorizar todas esas cantidades y periodos, y todo lo concerniente a las matemáticas. Digo, yo acabo de aprender mis tablas de multiplicación y ahora estoy haciendo la transición a las divisiones, mientras que mi personaje Mary ya estaba haciendo cálculo”, comentá McKenna