Graduada de Mariner se compromete ayudar a la próxima generación

Por Julie Muhlstein

Griselda Guevara-Cruz se sintió una vez perdida en la escuela. Ella no hablaba Inglés y no hablaba español. No veía el valor de la educación.

“Estaba tan ansiosa. Mi madre me llevó hacia el autobús, parecía tanto tiempo antes de que consiguiera volver a casa. Por un tiempo, yo era uno de esos niños perdidos “, dijo la mujer de 27 años de edad de Everett.

Su primera infancia en el Valle de Yakima, donde sus padres eran trabajadores agrícolas migrantes, es ahora un recuerdo lejano. Sin embargo, Guevara-Cruz, una graduada de la secundaria de Mariner High School del 2007, no puede olvidar sus luchas escolares, ni los de los estudiantes latinos de hoy.

Una de 10 hermanos, hija de Mateo Guevara y Petra Cruz ahora tiene un título de licenciatura de Whitman College y una maestría de la Universidad de Texas. Su título de grado es en estudios mexicano-americanos, con énfasis en la educación. Su próximo paso será el de ayudar a la próxima generación.

El viernes, se irá de Everett por un año con una beca de postgrado de Congressional Hispanic Caucus Institute. La organización educativa no lucrativa trabaja para apoyar a Latinos a terminar la escuela secundaria, finalizar sus estudios universitarios y proporcionar oportunidades de liderazgo entre los latinos.

“Fue realmente inculcado por mi familia “, dijo Guevara-Cruz. “Lo que me impulsa siempre ha sido ver todos los sacrificios que mis padres han hecho.”

Sus padres son los indígenas de Oaxaca en México. “Mi lengua materna es el mixteco,” dijo. Guevara-Cruz dijo que sus tempranas dificultades en la escuela provenían del hecho de que su lengua materna, una lengua indígena, no es ni español ni inglés. Ella aprendió a hablar inglés bien después de que la familia se trasladó a Everett, cuando tenía 9 años.

Guevara-Cruz espera volver a esta zona para trabajar con los estudiantes, tal vez en el Distrito Escolar de Mukilteo. Atribuye su éxito académico de los profesores que se percataron de sus habilidades y la animaron a fijar su mirada en la universidad. Fue ayudada a asistir a Whitman College con una beca de la Fundación College Success Foundation- $ 40.000 en cuatro años – financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates. Whitman aportó $ 10.000 por año dijo la

graduada de la universidad. Mientras que estaba en Whitman, trabajó como traductora en el sistema de justicia de menores del condado de Walla Walla.

Antes de la escuela de posgrado en Texas, Guevara-Cruz tuvo una posición en AmeriCorps como career coach en una escuela secundaria en el distrito escolar de Highline y en la preparatoria Garfield de Seattle. Su objetivo era impedir que los niños abandonen la escuela, un tema crítico entre los estudiantes de bajos ingresos y de minorías. “Trabajé con hombres jóvenes de color, niños afroamericanos e hispanos,” dijo.

Ya sea aquí o en Washington, DC, no puede escapar de la dura retórica de la campaña presidencial de 2016, especialmente en lo que se dirige a la gente de México. Guevara-Cruz dijo que ha pasado el verano alentando a las personas que están calificados para votar a hacerlo. “Podemos tomar algo negativo y convertirlo en algo positivo por medio del voto,” dijo.