Nuevo examen de conducir se expande para cubrir marihuana y teléfonos celulares

Por Melissa Slager

Mucho ha cambiado para los conductores en los últimos 10 años.

Algunas leyes se han retirado de los libros, mientras que otras se han escrito en ellos. Ahora, la prueba escrita que el estado utiliza para ver si los aspirantes a conductores tienen el conocimiento que se necesita para operar un vehículo está cambiando para reflejar las realidades de las carreteras de hoy en día.

La prueba escrita se amplió de 25 a 40 preguntas – para cubrir más de los temas que se espera que los conductores de hoy deban entender, incluyendo conducir bajo la influencia de la marihuana y dejar el celular.

Nuevos temas cubiertos en el examen incluyen la conducción distraída, la conducción bajo la influencia de marihuana o de medicamentos con receta, y en general el manejo de posibles peligros de carretera, incluyendo la conducción agresiva, y la conducción en condiciones meteorológicas adversas.

Los examinados todavía están obligados a obtener el 80 por ciento o más de las preguntas correctas para pasar. Eso es 32 preguntas sobre la nueva versión de 40 preguntas, que se estrenó el 15 de agosto. Entre el 60 y el 70 por ciento de examinados por primera vez normalmente pasaba la antigua prueba de 25 preguntas.

El estado guarda sus preguntas estrechamente, con varias versiones de la prueba dadas al azar en los lugares de la prueba. Sin embargo, han comunicado algunas de las posibles preguntas.