Reabrieron el caso de mi esposo por un DUI. ¿Pueden hacer esto?

Por la abogada de inmigración

Marie B. Higuera

Hace un par de años mi esposo y yo estábamos en procedimientos de remoción. El juez aceptó cerrar nuestro caso y nos dejó obtener permisos de trabajo, porque tenemos dos hijos nacidos aquí y no tenemos antecedentes penales. El año pasado mi esposo se declaró culpable de DUI. El mes pasado recibimos cartas del abogado de ICE y el juez diciendo que el caso de mi esposo se reabrió. ¿Pueden hacer esto? ¿Qué me va a pasar a mi?

Parece que sus casos estaban administrativamente cerrados. Éste era un mecanismo por el cual la corte podía suspender sus procedimientos de remoción, o aplazar tomar acción en su caso; el juez esencialmente reserva el caso sin tomar ninguna decisión al respecto. El cierre administrativo por lo general sólo ocurre si el abogado de ICE esta de acuerdo. Cuando un caso es administrativamente cerrado, el caso sigue siendo técnicamente abierto y no resuelto, pero no está programado para futuras audiencias. Muchas personas cuyos casos están administrativamente cerrados pueden tener permisos de trabajo y renovarlos cada año, porque antes de que los casos fueran administrativamente cerrados, se presentaron solicitudes de socorro que incluían permisos de trabajo y ya que los casos están pendientes (no han sido aprobados o negados) los solicitantes pueden continuar obteniendo permisos de trabajo. El cierre administrativo usualmente sólo ocurre cuando una persona tiene pocos o ningún factor negativo, y donde el juez y las partes acuerdan que la persona merece discreción y no debe ser deportada.

Cuando un caso está administrativamente cerrado, cualquiera de las partes puede solicitar su reapertura.

Desde enero, los abogados de la ICE han estado solicitando reabrir los casos en que personas fueron condenadas por delitos después de que sus casos fueron cerrados administrativamente. Ahora su esposo será programado para una nueva audiencia, y su caso irá adelante en la corte; el juez decidirá si puede permanecer permanentemente en los Estados Unidos o si será deportado.

Aunque un DUI se considera un factor negativo que merece la reapertura de un caso administrativamente cerrado, no le hace inelegible para el socorro de la remoción como cuestión de ley.

Siempre y cuando Ud no cometa un crimen o algún otro acto que haga a ICE pensar que ya no merece el cierre administrativo, su caso probablemente permanecerá cerrado.

La Abogada Marie Higuera puede ser contactada al 206-267-0234