Tomar una cerveza al día junto con la comida no daña y puede beneficiarlo.

  • Wed Sep 21st, 2016 4:09pm
  • Salud

Por Natalia Vitela,

Agencia Reforma

Ya está documentado que tiene sustancias que disminuyen el estado inflamatorio del organismo, pero ahora científicos del IPN indagan los beneficios concretos a la salud del consumo moderado de esta bebida.

Jaime García Mena, investigador del Cinvestav Unidad Zacatenco, explica que al disminuir el estado inflamatorio esto tendría un impacto favorable en males relacionadas con ello como obesidad, diabetes y males cardiovasculares.

Para ello, durante un mes estudiarán a 40 personas. La mitad consumirá una dosis diaria de 350 mililitros de cerveza a la hora de la comida.

“Vamos a realizarles análisis clínicos para conocer su estado de salud. La revisión médica se realizará al inicio, a la mitad y al final de mes. Realizaremos estudios clínicos en sangre para analizar las moléculas que son marcadores de inflamación; creemos que esos marcadores van a disminuir; esa es nuestra hipótesis”, puntualizó.

Además, tomarán muestran de heces fecales.

“Queremos estudiar cómo está la comunidad microbiana cuando se someten a este régimen de tomar cerveza durante un mes”.

Otra hipótesis, indicó, es que con el consumo moderado de esta bebida mejora la función de su colon.

García Mena aseguró que hay estudios que demuestran que la cintura no sufre cambios con el consumo moderado de cerveza, así que los participantes no verán afectada su talla.

Por otra parte, investigadores del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad, del Cinvestav, también estudian los efectos del consumo de cerveza, específicamente su relación con la prevención del envejecimiento celular.

Alexander de Luna, miembro de este laboratorio, explicó que su propósito es identificar si hay sustancias de la cerveza que prevengan el envejecimiento y cómo actúan.

Mencionó que estudios muestran que con el consumo moderado de cerveza ha dado una disminución de la incidencia de enfermedades crónicas.

Su hipótesis es que tiene que ver con la prevención del envejecimiento celular prematuro. Los estudios los realizan con hongos y células de levadura.

Eso sí, los científicos indicaron que los efectos benéficos del consumo moderado de cerveza se dan en personas que, además, tienen un estilo de vida saludable, es decir, una dieta sana y actividad física.

Los especialistas realizan estas investigaciones con el financiamiento que el Consejo de Investigación sobre Salud y Cerveza de México otorga a proyectos de investigación que se someten a concurso.

“Lo que queremos demostrar es que cuando las personas consumen moderadamente cerveza su estado de salud mejora, porque disminuye su estado inflamatorio” dijo

Jaime García Mena, investigador del Cinvestav Unidad Zacatenco