¡Primera Batalla!

Jorge Rivera

La Raza del Noroeste

Si usted aún no ha ido a Qwest Field a ver a los Sounders, este sería el fin de semana perfecto para hacerlo.Aunque a esta altura será muy difícil conseguir boletos.

La razón es que los Sounders, que se caracterizan por jugar frente a un estadio lleno de gente amable que apoya al equipo local, por fin podrán sentir algo de la hostilidad deportiva a la que estamos acostumbrados en nuestros países.

Esa parte del fútbol que no es muy cordial, pero que nos hace falta.

Este sábado a las 8 de la noche y con transmisión nacional de TV por ESPN2 y ESPN Deportes, el equipo del verde radiante revive su rivalidad, frente a los Timbers de Pórtland, el equipo de la cercana ciudad en Oregon, con quienes han competido por más de 35 años, en las diferentes vidas del fútbol profesional estadounidense.

Los ruidosos leñadores

Pórtland, una ciudad más pequeña que Seattle, siempre se distinguido por tratar de tener un toque diferente, por diferenciarse de “urbes sin sentido”, como Seattle precisamente.

“Mantengamos extraño a Pórtland” (Keep Portland weird) dice una popular calcomanía en esa ciudad.

Su equipo de fútbol, los Timbers, ha sido notable por lo agresivo de su afición, comparada con el resto del país, se espera que más de quinientos seguidores se agolpen en el costado noreste del estadio, para estar separados de la porra más grande de Sounders, que se ubica en la tribuna sur.

“Solamente tenemos que asegurarnos que no tengan mucho por qué celebrar”, dijo el entrenador Sigi Schmid sobre el partido y los seguidores visitantes, “si le damos poco que celebrar a ellos y mucho a nuestros fans, será un día feliz para nosotros”, añadió.

Los fanáticos del equipo visitante serán encabezados por la “Armada de los leñadores” (Timbers Army), conocidos por sus cantos agresivos y las bengalas que lanzan en su estadio, aunque estas no serán permitidas en Qwest Field, y será interesante ver si intentan algo fuera de lo ordinario en ese sentido.

La rivalidad entre Sounders y Timbers nació en los 70s, cuando ambos equipos fueron protagonistas de la NASL; los Sounders fueron dos veces subcampeones de liga, (1977 y 1982) y los Timbers una (1975); la rivalidad se trasladó a la USL (y su versión inicial la A-League), y ahora llega por primer año a la MLS.

“Brian (Schmetzer) y Tom Dutra han sido parte de esa rivalidad por largo tiempo” dijo Schmid refiriéndose a su asistente técnico y su preparador de arqueros, “yo sé que es especialmente importante para ellos, y quieren vernos ganar ese partido por sobre todo”.

En la cancha

Dentro del terreno de juego el “derby” enfrentará dos equipos igualados en puntos en la mitad de la tabla de la conferencia Oeste, los Timbers han formado un equipo principalmente con talento estadounidense y se han reforzado con dos jugadores colombianos, el delantero Jorge Perlaza y volante Diego Chará, que llegaron directamente de la Primera División en ese país.

Sounders, por su parte, aún espera la recuperación de Mauro Rosales, que está listado como en duda para jugar, por seguir con un tirón en el muslo “Creemos que Brad (Evans, goleador de Sounders este año) se recuperará y podrá actuar el sábado, y con Mauro vamos a ver parece que su opción es menor”, dijo Schmid sobre los lesionados del equipo.

Fredy Montero, que el sábado anterior en Columbus, partido que terminó 1-1, anotó su segundo gol del año, estará usando en su brazo derecho un protector más ligero, avanzando hacia su plena recuperación tras la fractura de su muñeca.