Su lechita y a dormir

Efraín Palomino Morales

Corresponsal de La Raza del Noroeste

La Liguilla del futbol mexicano está como pepita en comal y todos en la cantina La Cáscara de Seattle jalaban sólo para su lado, como burros sin entendederas.

“No cabe duda que el que es Chiva se vuelve adicto al precipicio, y el que mucho ruge no es que le apesten las axilas sino que es Puma de corazón y tiene aires de campeón”, dijo Don Pedro, mientras pedía una ronda más de espumosas y ojeaba la sección deportiva de La Raza del Noroeste.

“El que en verdad es fiera, un tequila de golpe se echa y no anda como senador en campaña con cervecitas encima y de verdulera”, dijo la abuela Chucha, quien es Chiva hasta el tuétano y con más coraje que pudor a Don Pedro le recordó. “No olvide viejo remilgón que el que presume de mucha saliva, más pinole traga y así como han jugado de irregular los Pumas en la Liguilla sobre todo frente a Monterrey, en el juego de vuelta frente a mi Rebaño Sagrado les pueden dar gato por libre y hacerles, como su mujer con mi primo el lechero, de Chiva los tamales”.

Todos en la cantina soltaron la carcajada, a excepción de tres tristes compadres americanistas que en la barra curaban sus penas. El “Maestro” Reinoso, el Cuau y el más defectuoso de los chilangos arraigados en el gabacho, el Chido One, cantaban que daba pena. “¡Tomate esta botella conmigo, y en el último trago nos vamos! ¡Quiero ver a qué sabe la Liguilla, sin poner en ella al América! ¡En esta fiesta no voy a quedarme, esta noche me voy de a deveras! ¡Qué difícil a la Liguilla tener que dejarla, sin que sienta que a las Águilas ya no las quieren! ¡Nada me han enseñado los años, siempre caigo en las mismas finales! ¡Otra vez a brindar con extraños y a llorar por las mismas pen… errores!”.

Los tres brindaron con tremendo dolor y cuando otra ronda pidieron, el cantinero una botella de leche les llevó. “En esta cantina somos socialmente responsables y como al Águila la eliminaron de la Libertadores y la Liguilla, a los americanistas sólo se les sirve su lechita y se les manda a dormir, no vaya a ser que con la decepción y el alcohol, del closet vayan a salir y como Juanga en plena cáscara se metan autogol”, dijo el cantinero, llenándoles sus vasos con leche e invitándoles por cortesía de la casa unos cuernitos harto calientitos.

El chanflazo es para Jorge “Travieso” Arce al conseguir su cuarto título mundial en distintas categorías (el primer mexicano en lograrlo) al vencer al puertorriqueño Wilfredo Vázquez Jr. Cuando muchos lo daban por acabado y con pocas posibilidades ante el boricua, el “Travieso” dio una pelea espectacular y en el último round noqueó a Wilfredo, obteniendo el título mundial supergallo de la OMB. Es verdad que este boxeador es medio fantoche y que si uno lo ve en la calle lo confunde con el “Vitor”, pero como diría mi abuela: “¡En nuestro rancho, no hay chaparro que no sea faceto!”.

El calcetinazo es para los lamentables hechos de violencia que ocurrieron en el Estadio León el sábado pasado. Nada justifica que en la tribuna un puñado de pelafustanes hayan comenzado una trifulca que terminó en un caos total, sin embargo, de eso a que se satanice en los medios nacionales a una de las aficiones más nobles del país sin informarse del contexto es para decirles: ¡Calladitos se ven más bonitos!, porque en esto de la violencia los medios están para informar y no para exigir desafiliaciones. ¡Faitelson, tanto peca el que mata la vaca como el que te agarra la pata!

Y el desempance es para un compadre que mide más de dos metros, está tan chamaco como el “Chicharito” y tiene un futuro más que prometedor y conste que no hablo del mediocampista del América Diego Reyes, el cual debe estar curando sus heridas en Cancún o Los Cabos; me refiero al basquetbolista mexicano Gustavo Ayón, quien fue nombrado el jugador revelación de la Liga ACB de España con su equipo el Baloncesto Fuenlabrada. Este larguirucho paisano nuestro se brincó el charco y no para tirarse a la hamaca y echar pata (como Vela, Juárez y Barrera) sino para meterla y retacarla a lo grande.

¡Nos chutamos la próxima semana!

Comentarios por.miraza@hotmail.com