Roxana Pardo García, Organizadora en Alimentando El Pueblo

Roxana Pardo García, Organizadora en Alimentando El Pueblo

ALIMENTANDO EL PUEBLO

“Las personas están agradecidas por tener acceso a los bancos de alimentos, sin embargo, es muy especial cuando encontramos alimentos con los que estamos familiarizados”

De esta forma es como Roxana Pardo García de La Roxay Producciones describe el trabajo que se lleva a cabo en Alimentando El Pueblo o Feeding El Pueblo, una campaña de distribución de alimentos tradicionales con relevancia para la zona de Highline del Condado de King en asociación con la Iglesia Presbiteriana del Lago de Burien, los Servicios a Jóvenes y Familias del Suroeste, Para los Niños y Colectiva Legal del Pueblo.

La Iglesia Presbiteriana del Lago de Burien, De Global a Local en Tukwila y otras organizaciones comunitarias de manera habitual han proporcionado alimentos a los residentes de Highline. Pero el COVID-19 y sus impactos económicos exacerbaron el racismo estructural y la inequidad ya existentes, ocasionando que haya familias pasando hambre. Como un reporte reciente del Condado de King (solo disponible en inglés) mostró que, inclusive antes de que apareciera el COVID-19, 12 % de los adultos del Condado de King experimentaban inseguridad alimentaria. Para junio de este año, un 18 % más de viviendas en el Condado de King recibió asistencia alimentaria por parte del Estado, en comparación a enero del mismo año, lo que representa 17,300 viviendas.

Satisfacer una necesidad de la comunidad

Pardo García identificó esta necesidad creciente a lo largo de Burien, White Center, Normandy Park y otras ciudades de la zona de Highline. A ella le preocupaba el estigma asociado con los bancos de alimentos y se dio cuenta que en muchos de estos lugares no se ofrecían los ingredientes a los que sus vecinos y ella están acostumbrados a utilizar. Muchas familias que viven en el área de Highline son Latinx y tienen lazos culturales con todo el continente americano y el Caribe. Así que los colaboradores de Alimentando El Pueblo comenzaron a recaudar fondos y a establecer como obtener alimentos tradicionales a granel con relevancia cultural para ofrecerlos a sus vecinos.

La Roxay y otras organizaciones asociadas inicialmente donaron y reunieron más de US$ 10,000 para ofrecer alimentos a granel y productos frescos a las familias a lo largo del área de Highline. A partir de finales de julio, se han distribuido 450 cajas a más de 1,200 miembros de la comunidad que tenían la opción de elegir entre una caja con productos mexicanos (que incluye chiles California y tortillas), una caja con productos centroamericanos, (con leche condensada y leche evaporada) y una caja con productos caribeños, (con yuca y bananos).

Prevenir la propagación del COVID-19

Organizadores y voluntarios no solo toman las precauciones necesarias para protegerse del COVID-19, sino que también brindan apoyo a sus vecinos para frenar su propagación en la zona de Highline. El día de la recolección de los alimentos, los voluntarios ayudan a las familias a formar una fila dentro de sus autos fuera de la Iglesia Presbiteriana del Lago de Burien. Todas las personas dentro de sus autos deben de usar mascarilla o cubrebocas antes de que los voluntarios se acerquen a su ventanilla para hablar con el residente. Las cajas con alimentos se colocan directamente en la cajuela o el asiento trasero del auto sin que haya contacto físico entre las personas. Las familias reciben suministros proporcionados por el Condado, que incluyen volantes de Salud Pública sobre cómo utilizar un cubrebocas o mascarilla correctamente, un paquete de cubrebocas y un desinfectante para manos.

Ampliar el impacto

“Cuando nuestros voluntarios están cargando los autos con las cajas de comida y algunos volantes con consejos de prevención del COVID-19, al mismo tiempo aprovechan para preguntar: “Hola, ¿ya llenaron su información del censo?”” nos dice Pardo García.

Los organizadores y voluntarios de Alimentando El Pueblo están viviendo según sus valores. “Nuestra esperanza con el proyecto era también invertir directamente en los negocios que pertenecen a Latinx”, nos explica Pardo García. Adquieren productos frescos de granjas agrícolas propiedad de Latinx ubicadas en la región central de Washington y suministros de La Canasta Food Market en Burien. Los voluntarios están encontrando otras maneras de apoyar a la comunidad al fomentar la participación en el censo para garantizar que los recursos gubernamentales lleguen a la comunidad. Los colaboradores esperan no solo continuar con la campaña, sino también incluir otros artículos que se han solicitado como pañales y fórmula para bebé.

Alimentando El Pueblo aumentó su meta de recaudación a USD$ 25,000 y acepta donaciones para una segunda ronda de distribución de alimentos.

Las familias en todo el Condado de King pueden obtener ayuda alimentaria de emergencia en kingcounty.gov/covid/emergency-food (solo disponible en inglés).

Publicado originalmente el día 17 de septiembre de 2020.

 

Bolsas de alimentos con mensajes de prevención contra COVID-19 y con alimentos como tomates, chile guajillo y bananos

Bolsas de alimentos con mensajes de prevención contra COVID-19 y con alimentos como tomates, chile guajillo y bananos