Cómo mantenerse a salvo durante un incendio forestal histórico y la pandemia en curso

OLYMPIA. A medida que los incendios forestales se extienden por toda la costa oeste, una gigantesca nube de humo cubre el oeste de Washington y afecta la calidad del aire; situación que probablemente se mantendrá durante varios días. La calidad del aire en todo Washington podría alcanzar niveles muy poco saludables, por lo que el Departamento de Salud del estado de Washington quiere que la gente esté preparada. Además, el humo no es el único problema. La pandemia de la COVID-19 es un tema que continúa presente y todos deben saber cómo mantenerse a salvo del humo y el fuego y, al mismo tiempo, evitar la propagación de la enfermedad.

Respirar el humo de los incendios forestales puede provocar síntomas relativamente leves, como irritación en los ojos, la nariz y la garganta, y también síntomas más peligrosos, como respiración sibilante, tos y dificultad para respirar. La mejor manera de protegerse del aire con humo es quedarse adentro y mantener el aire interior limpio mejorando la filtración (solo disponible en inglés) y creando una habitación con aire limpio (solo disponible en inglés) en su casa. Estas son algunas recomendaciones para reducir la entrada de humo a su casa:

  • Cierre las ventanas y las puertas cuando haya humo afuera. Abra las ventanas para que el aire limpio ingrese cuando la calidad del aire exterior sea mejor.
  • Ponga los aires acondicionados en modo de recirculación.
  • Evite prender velas o quemar incienso, fumar, asar o freír alimentos, y pasar la aspiradora, ya que estas actividades pueden contribuir a la contaminación interior.
  • Use un purificador de aire portátil con un filtro HEPA. Información sobre los purificadores de aire para los usuarios – Junta de Recursos del Aire de California (solo disponible en inglés).
  • Construya su propio filtro de ventilador de caja. Video sobre cómo hacer su propio ventilador de aire puro del Departamento de Ecología de Washington.

Esta temporada de incendios forestales es particularmente difícil en el contexto de la pandemia de la COVID-19. Si está pensando en irse de la zona para escapar del humo o el fuego, tenga en cuenta las restricciones impuestas por la COVID-19 en el condado al que viaje y piense en las personas a quienes visite. Esto es muy importante para quienes tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de la COVID-19. Quienes hospeden a personas que intentan escapar del fuego o del humo deben mantener sus círculos sociales reducidos, usar mascarillas en el interior y continuar con el lavado de manos frecuente.

Estos pasos por sí solos no son suficientes para protegerse de la COVID-19, pero usar tapabocas de tela para protegerse y proteger a los demás sigue siendo fundamental. “Los tapabocas de tela no suelen proporcionar mucha protección contra el humo de los incendios forestales, pero siguen siendo indispensables en una pandemia”, dijo el secretario de Salud, John Wiesman. “Le pedimos a la gente que siga usando tapabocas de tela para reducir la velocidad de contagios de la COVID-19”.

Manténgase atento a los medios locales de comunicación en su zona para enterarse de las últimas novedades sobre el humo y la evolución de los incendios a su alrededor. Si quiere obtener más información sobre los incendios forestales en nuestro estado, consulte el blog de información sobre humo en Washington para acceder a noticias actualizadas regularmente. Para obtener más información sobre cómo protegerse y proteger a sus seres queridos durante los episodios de humo por incendios forestales, visite nuestra página principal Humo de Incendios.

Ingrese al sitio web del DOH cuando necesite una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter. Regístrese para recibir el blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.