El Estudio COVID-19 de Trabajadores Agrícolas

Como agencia gubernamental, el Departamento de Salud (DOH, por su sigla en inglés) está al servicio de todas las poblaciones del estado. Hay tantas voces diferentes y contradictorias de estas diversas comunidades que a veces es difícil saber qué hacer. Todos traemos nuestros propios privilegios a la mesa, incluyendo nuestras predisposiciones. Estas pueden ser obstáculos muchas veces, como un autor latino dijo alguna vez que “están en la forma de todo nuestro ser”. ¿Qué se puede hacer cuando hay recursos limitados y todo el mundo está diciendo “yo primero”? Bueno, en el DOH, tenemos principios que nos guían para que nuestro enfoque de salud pública se base en principios de equidad y sea impulsado por datos científicos.

La salud pública basada en la evidencia es una manera de utilizar tanto lo que aprendemos de la investigación como lo que aprendemos de nuestras comunidades para mejorar la salud de las poblaciones. El DOH busca practicar la salud pública basada en la evidencia mediante la integración de intervenciones basadas en la ciencia con las preferencias de la comunidad para mejorar la salud de la población. El proceso de toma de decisiones basado en la evidencia integra: 1. la mejor evidencia de investigación disponible; 2. las características, necesidades, valores y preferencias de quienes se verán afectados por la intervención; y 3. experiencia en profesionales y otros recursos disponibles.

Con respecto a la pandemia COVID-19, este año fue la primera vez que el estado de Washington pudo establecer un Equipo enfocado en avanzar la Participación Comunitaria (CETF, por su sigla en inglés). Todo el equipo de Relaciones Comunitarias y Equidad de DOH fue activado en este esfuerzo desde febrero de 2020 para proporcionar asistencia a la Respuesta de Emergencia del Estado (SEOC, por su sigla en inglés) para llegar a más poblaciones diversas e históricamente marginadas de Washington. El equipo ha dirigido e implementado varias iniciativas clave centradas en la comunidad y la equidad a lo largo de esta respuesta. Compartiremos algunos de nuestros logros en las próximas publicaciones de nuestro blog BienestarWA.

El Equipo CETF en DOH es un esfuerzo por proporcionar información y recursos oportunos, precisos, que sean cultural y lingüísticamente apropiados. Más aun, que estén centrados en las comunidades más afectadas en todo el estado. Hacemos esto usando un lente de equidad racial, de justicia social para escuchar, involucrar y responder a las necesidades de las comunidades. Nuestro lente de equidad y justicia social nos invita a priorizar cuatro áreas: 1. necesidades de las poblaciones en mayor riesgo; 2. necesidades de acceso, idioma y cultura; 3. factores ambientales, como el empleo, la vivienda y la situación familiar; e 4. inequidades sistémicas e institucionales que perpetúan las desigualdades sociales.

Una de las áreas que hemos podido avanzar en los últimos meses es el trabajo conjunto con organizaciones académicas. Trabajar con instituciones de educación, investigadores, defensores y organizaciones comunitarias permiten a CETF aprovechar los recursos intersectoriales para recopilar datos científicos. Los datos ayudan a informar nuestros esfuerzos de planificación para comunidades históricamente marginadas, ya que se sabe poco sobre una nueva amenaza como el COVID-19. En abril, comenzamos a participar en el diseño de investigación para lo que se convertiría en el Estudio COVID-19 de Trabajadores Agrícolas (COFS). COFS es un proyecto de investigación colaborativo entre California, Oregón y Washington que está coordinado por el Instituto de Estudios Rurales de California (CIRS, por su sigla en inglés) para proporcionar un análisis de respuesta rápida del impacto del COVID-19 en las comunidades de trabajadores agrícolas en toda la costa oeste de los Estados Unidos. La última semana de julio 2020, el equipo de investigación de California reveló un resumen preliminar de las encuestas de los trabajadores agrícolas de California (N=911).

Los hallazgos preliminares de California muestran que, contrariamente a las opiniones populares sobre el comportamiento, la mayoría de los trabajadores agrícolas usan mascarillas faciales para prevenir ser infectados por el COVID-19. Los datos también comienzan a ilustrar la transformación de toda una industria debido a COVID-19. Haz clic aquí para ver un video sobre el proyecto de COFS.

El equipo de recopilación de datos del proyecto COFS del estado de Washington comenzará a recopilar encuestas a trabajadores agrícolas en todo el estado en agosto de 2020. Si usted es un trabajador agrícola o puede referir a los trabajadores agrícolas para participar en el estudio, póngase en contacto con Tomás Madrigal, miembro del equipo de CETF, al correo electrónico: Tomas.Madrigal@doh.wa.gov. Los trabajadores agrícolas serán encuestados por promotoras de salud de organizaciones comunitarias que forman parte del equipo de datos del proyecto COFS. Los participantes podrían recibir un incentivo de $20 por su tiempo y participación.