Encuesta revela los riesgos que los niños enfrentan durante la pandemia

Por Lindsay M. Monte y Sharon O’Donnell

6 de julio de 2020 – Los adultos en hogares con niños reportan una tasa más alta de pagos de vivienda tardía y escasez de alimentos en medio del COVID-19. Las viviendas con niños siguen siendo más duras por las presiones financieras causadas por la pandemia COVID-19, según los últimos resultados de la Encuesta experimental de Pulsos de Hogares de la Oficina del Censo de los Estados Unidos publicada la semana pasada.

A nivel nacional, 24.7 millones de adultos en hogares hipotecados o alquilados reportaron un pago de vivienda atrasado o diferido en mayo. Esto incluye uno de cada ocho adultos en hogares hipotecados y uno de cada seis adultos en hogares de alquiler. Los adultos en hogares con niños reportan proporciones más altas. A nivel nacional, uno de cada seis adultos en hogares hipotecados con niños y uno de cada cuatro adultos en hogares de alquiler con niños reportaron un pago atrasado o diferido.

La insuficiencia alimentaria debida a la pandemia de coronavirus es especialmente frecuente entre los adultos en hogares con niños. Menos del 40% de la muestra de la Encuesta de Pulsos del Hogar viven con niños, pero alrededor de la mitad de los adultos que a veces o a menudo no tenían suficiente para comer debido a COVID-19 viven con niños.

La encuesta proporciona una imagen detallada y casi en tiempo real de cómo están las personas y los hogares durante la pandemia.

Los niños especialmente afectados por los impactos económicos negativos de la pandemia son aquellos que se enfrentan a ambos riesgos: vivir en hogares donde el alquiler o el pago de la hipoteca se repercutió y donde no había suficiente comida.

A nivel nacional, los datos de la Encuesta de Pulsos de los Hogares indican que alrededor de 11,8 millones de niños viven en hogares que no pagaron una hipoteca o alquiler o solicitaron un aplazamiento, mientras que aproximadamente 3,9 millones de niños sufren escasez de alimentos inducida por COVID-19.

Sin embargo, estos grupos incluyen una superposición sustancial: casi 1,3 millones de niños viven en hogares que enfrentan ambos tipos de inseguridades.

Todavía hay tiempo para responder al Censo del 2020

La Raza del Noroeste le recuerda que todavía hay tiempo para responder al Censos del 2020. Las personas que aún no han respondido pueden hacerlo en español en 2020census.gov, llamando a la línea en español al 844.468 2020 o por correo sin tener que ver a un censista.

“Tenemos planeado enviar un último recordatorio a los hogares que no han respondido entre el 22 y el 28 de julio. Aliento a nuestra comunidad a responder en cuanto puedan y luego recordarles a sus familiares y amigos” nos dijo el portavoz de la Oficina del Censo para Washington, Alvaro Guillén.

La Oficina del Censo anunció la semana pasada que los encuestadores comenzarán a visitar los hogares que no respondieron del 11 de agosto hasta el 31 de octubre.

“Cuantas más personas respondan al censo mayores fondos federales serán asignados a nuestra comunidad para construir escuelas y carreteras, para los servicios de emergencias, seguro médico para los niños, Medicaid, almuerzos escolares, la tarjeta WIC y las becas Pell entre muchos otros servicios críticos para nuestras familias especialmente en estos tiempos” finalizó el funcionario del censo.