main image

Mantener la calma en un mundo dominado por la cólera: Cómo algunos le hacen frente

Tras un año de aislamiento por causa de la pandemia, Gary Bagwell, residente de Tampa, Florida, por fin salió a disfrutar de un “lujo” que anhelaba: un corte de pelo. Sentado en la silla por primera vez en 18 meses, se acomodó para relajarse y ser consentido.

Cuando su barbero le pidió a otro compañero peluquero cambio para el billete de 20 dólares con el que Bagwell estaba pagando, el corpulento compañero reaccionó con un aluvión de insultos y golpeó repetidamente al barbero, una vez en la cara y luego diez golpes en la cabeza.

En un instante, la paz que Bagwell anhelaba se convirtió en pánico.

“Nunca he visto un comportamiento tan extraño en mi vida”, dijo Bagwell. “Creo que la gente hoy está mucho más a punto de estallar”.

De hecho, una encuesta Gallup del año 2020 encontró los niveles más altos de estrés, tristeza, ira y ansiedad que jamás habían registrado desde que la organización da seguimiento global a estos asuntos.

Tanto si es víctima u observador, enfrentar comportamiento agresivo o furioso puede tomar desprevenido a cualquiera. Los expertos afirman que mantener la calma es la clave para garantizar que una situación precaria no se agrave. El consejo del experto en el manejo de la ira, Ryan Martin, publicado en Psychology Today fue: “Mantén la calma, mantén la seguridad y no lo empeores”.

Bagwell está de acuerdo. “Envolverme en una situación volátil como esta, sólo empeoraría las cosas”, dijo, citando un consejo práctico que agradece haber recordado de las reuniones de congregación de los testigos de Jehová.

Los trabajadores de primera línea, el personal de las aerolíneas, los educadores y otras personas pueden dar fe de la tendencia al aumento de la agresividad, de la cual hasta ellos mismos han sido víctimas.

Mientras trabaja como recepcionista en una clínica de salud en el este de Washington, Emily García, de Ellensburg, ha visto este declive en el comportamiento humano. “La pandemia realmente ha puesto a prueba la vida de todos,” dijo García, “están muy nerviosos, a punto de estallar.”

Ella recuerda como un paciente muy enojado, mientras la recepción estaba llena de personas, le gritó y la amenazó con llamar al alguacil ya que no pudo obtener la aprobación para que le volvieran a surtir su receta médica. La respuesta de García fue razonar con calma y amabilidad con el paciente, aplicando los principios aprendidos en su estudio de la Biblia.

García también dijo que reflexionar sobre las circunstancias de los pacientes la ayuda a mostrar empatía durante situaciones volátiles. “Las personas han llegado a la clínica, posiblemente porque sientan dolor, ya sea físico o emocional”, explicó García.

Para el inspector de incendios Roy La Grone, de Grand Rapids, Míchigan, estas situaciones volátiles han supuesto un reto especial. “Me cuesta controlar mi ira desde que era un niño”, reconoció.

Tras tomar una licencia médica de cuatro meses que terminó a principios de 2021, estaba ansioso por volver al trabajo. En su primer día de vuelta, hizo una sugerencia muy simple al dueño de una fábrica que estaba inspeccionando. En cuestión de segundos, el hombre estalló vociferando insultos plagados de improperios.

A La Grone, la caminata de 150 pies para llegar a la puerta de salida le pareció una eternidad. El dueño del negocio le siguió, gritando todo el camino, mientras el personal de la oficina miraba atónito y con incredulidad.

“Hice todo lo que pude para tratar de calmarlo”, dijo La Grone. “No reaccioné de forma exagerada porque he aprendido que ese tipo de comportamiento no ayuda a la situación”.

La Grone dijo que a lo largo de los años se ha esforzado por controlar su temperamento. Indicó que los recursos de jw.org/es, el sitio web oficial de los testigos de Jehová, fueron particularmente útiles para lidiar con el estrés, controlar su ira y mantener la calma, en lugar de sentirse provocado.

“Imitar los buenos ejemplos de los demás y aplicar los principios bíblicos me ha ayudado a mantener la calma cuando estoy bajo presión”, dijo.