Mascarillas de tela pronto serán requeridas en Washington

Mitos y realidades sobre las marcarillas de tela para cubrirse la cara.

El Ministro de Salud dio a conocer hoy una orden de salud pública que nos obliga a llevar mascarillas o tapabocas en público. La implementación de este requisito comienza el viernes 26 de junio. La ciencia emergente con respecto a tapabocas o mascarillas faciales indica que estas son eficaces para prevenir la propagación de COVID-19 si las usamos constantemente. Decir “constantemente” significa que todos nosotros, incluso si nos sentimos sanos, necesitamos tener puesta una mascarilla de tela en lugares públicos.

Nos vamos a estar cubriendo nuestra boca por bastante tiempo. Reúna las buenas mascarillas y asegúrese de que estén limpias colocándolas en la lavadora. Deseche las que se le caen de la cara o aquellas que al usarlas le generen picazón, y también aquellas que simplemente no le gusten. Recuerde, si no tiene nada más, doble capa de cualquier tela servirán. Ahora vamos a revelar algunos mitos y realidades sobre las mascarillas de tela:

Mito: ¡Me siento muy bien! No necesito usar una mascarilla.

Realidad: ¿Sabe lo que se siente tener COVID-19 y no tener ningún síntoma? Se siente muy bien! Tener COVID-19 y no tener síntomas se siente lo mismo que sentirse “saludable” o “normal”. La diferencia es que con COVID-19, se siente muy bien pero puede enfermar gravemente a otras personas. La decisión de usar una mascarilla de tela no se trata de lo bien que usted se sienta, sino de que todos trabajemos juntos para mantener a toda la comunidad saludable.

Mito: Si usamos mascarillas, ¡ya no tenemos que preocuparnos por el distanciamiento social!

Realidad: Llevamos mascarilla de tela para ayudarnos a no propagar nuestra respiración, y potencialmente nuestros gérmenes. Las mascarillas faciales son solo una manera de hacerlo, y funcionan aún mejor si también usted guarda 2 metros (6 pies) de distancia de otras personas. El distanciamiento físico, el lavado de manos, permanecer en casa si estamos enfermos y hacernos la prueba de COVID-19, incluso si sólo tenemos síntomas leves, son cosas básicas e importantes que todavía tenemos que hacer, incluso si nos cubrimos la cara.

Mito: Si usa una mascarilla durante mucho tiempo sus niveles de oxígeno bajarán o respirará demasiado dióxido de carbono.

Realidad: Las mascarillas de tela no son de ninguna manera impenetrables. Sus niveles de oxígeno y dióxido de carbono estarán bien. Sin embargo, el usar mascarilla puede sentirse incómodo e irritante pues se hace más difícil respirar a través de esta. Lo más probable es que esté recibiendo suficiente aire, pero cambie a una mascarilla diferente si encuentra que la que está utilizando le hace que el respirar sea físicamente dificil. Si se siente mareado o aturdido, o tiene problemas para respirar, siéntese y quítese la mascarilla de la cara. Si continúa sintiendose así, llame al 911.

Mito: Usar una mascarilla puede debilitar el sistema inmunológico.

Realidad: La idea alrededor de este mito es más o menos que la mascarilla le aisla de todos los gérmenes, y su sistema inmunológico se acostumbrará a no tener gérmenes para luchar y se debilitará. Así no es exactamente como funcionan los sistemas inmunes, y definitivamente no es cómo funcionan las máscarillas. Una mascarilla de tela hace un mejor trabajo para ayudar a mantener sus gérmenes consigo, en vez de protegerle de los gérmenes de otras personas. Recuerde: Mi mascarilla le protege. Su mascarilla me protege.

Creemos que usar una mascarilla probablemente le protegerá un poco de algunos gérmenes respiratorios que de otro modo podría inhalar, pero no de los gérmenes a los que se expone al comer, beber o acariciar al perro, o jugar al aire libre, o ir al baño. Póngase la mascarilla. Usted todavía se expondrá a una gran cantidad de gérmenes, y su sistema inmunológico estará bien.

Mito: El uso de una mascarilla puede causar infecciones pulmonares bacterianas.

Realidad: Su cuerpo tiene muchas maneras de protegerle si inhala bacterias, y no hay evidencia de que usar una mascarilla pueda enfermarle. Podría tener una irritación o erupciones de la piel, por lo que es sin duda una buena idea mantener su mascarilla limpia y seca, y mantener su rostro limpio y bien hidratado. Si encuentra que una mascarilla le irrita la cara, tal vez tenga una reacción al jabón que usó para lavarlo o al tipo de tela de la mascarilla. Para prevenir las irritaciones de la piel o el acné, puede evitar el uso de maquillaje debajo de la mascarilla. Cambie a una mascarilla de cara diferente si la que lleva se humedece.

Para más información, visite:

https://doh.wa.gov/masks

https://coronavirus.wa.gov/information-for/you-and-your-family/face-masks-or-cloth-face-covering

Tenga compasión. Nos cubrimos la cara para proteger a otras personas. Podríamos tener COVID-19 aunque nos sintamos bien. Es nuestra responsabilidad proteger a los demás de lo que no sabemos que está en nuestra propia respiración.