Prefieren paisanos subempleo en EU

Prefieren paisanos subempleo en EU

TOLUCA, Edomex, (Agencia Reforma) .- Los migrantes mexicanos prefieren regresar a Estados Unidos a pesar de no tener un trabajo garantizado ya que aquí ganan 10 veces menos, aseguró Juan Gabino González, investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población de la Universidad Autónoma del Estado de México.

“Los que van a quedar desempleados en la actividad de la construcción se van a volver a reacomodar en otros sectores, entonces independientemente de la crisis, es mejor estar subempleado, en condición de subempleo en Estados Unidos que estar en una condición de subempleo en México”, señaló.

El investigador explicó que la condición de subempleo tiene que ver con que el migrante no se encuentra realizando la actividad que estudió, como un ingeniero o un abogado que ahora pudieran estar trabajando en el sector de la agricultura.

En el 2008, Estados Unidos ha perdido 9 millones de empleos, señaló.

“Lo que ha provocado la crisis es una suerte de desajuste en la estructura económica del país (de Estados Unidos), eso le ha pegado a todo el mundo, se dice que muchos de los trabajadores migrantes van a regresar (a trabajar a México) eso es un argumento muy común”, indicó.

Aunque el Centro de Investigación y Estudios Avanzados de la Población ha planteado varios escenarios, el más aceptado es que al Edomex volverán 30 mil personas por distintas circunstancias.

Pero la mayoría se quedarán allá.

A pesar de la crisis, Jaime Trujillo Pedroza, de 62 años, seguirá en Estados Unidos.

Pero la falta de éxito en sus cosechas de maíz, cebolla y cacahuate en Tonatico, sus deudas y la enfermedad de su esposa, quien padecía cáncer, lo orillaron a buscar oportunidades al otro lado de la frontera.

“El primer año fue el más duro, pero de ver que va uno poquito progresando pues uno mismo se da ánimo, al menos va saliendo uno de los compromisos, porque cuando trabajé el campo todo el tiempo estuve endeudado y ahorita no tengo dinero, pero tampoco debo y eso es más que suficiente”.

Aunque sabe que la situación es complicada, Jaime volverá en abril al departamento donde vive con su hijo, su nuera y dos de sus nietos en Wuaukegan, Illinois, donde trabaja cortando el pasto en un campo de golf. “Vamos ganando poquito (en EU), pero nos ajusta para mantener a la familia, pero estando aquí (en México) si uno tuviera un trabajo estable todo el tiempo, nadie se iría”.