Verdades de la vacuna

Preguntas y respuestas: Verdades sobre las vacunas contra el COVID-19 (Tercera parte)

Ahora que todas las personas mayores de 12 años son elegibles para ser vacunadas contra el COVID-19, las personas están aprendiendo más sobre las vacunas para tomar la decisión si están listas para recibir la vacuna. Sabemos que puede ser complicado revisar toda la información sobre las vacunas. A veces, incluso es difícil saber lo qué es verdad y lo qué no lo es.

Es por eso que hemos estado compartiendo respuestas ante algunas de las preguntas comunes que hemos estado escuchando en el Departamento de Salud, DOH. Queremos ayudarlo a tomar una decisión con información verdadera sobre la vacunación. Hoy abordaremos otras preguntas e inquietudes. Pero, como siempre, usted debe hablar con su proveedor de atención médica si tiene otras preguntas o inquietudes sobre las vacunas. El proveedor de atención médica puede ayudarle a decidir qué es lo mejor para usted y su salud.

¿Qué componentes contienen las vacunas?

Como otras vacunas, todas las vacunas contra el COVID-19 contienen grasas, sales y azúcares para ayudar a que funcionen mejor en el cuerpo. Las vacunas Pfizer y Moderna también contienen el componente activo, ARN mensajero (ARNm). La vacuna de Johnson & Johnson (Janssen) contiene un componente activo diferente, una versión segura de un virus del resfriado (llamado adenovirus). Estos componentes ayudan a su cuerpo a identificar y combatir el coronavirus.

Todos estos componentes son seguros y necesarios para que las vacunas funcionen bien, de manera efectiva. Las vacunas no contienen células humanas, ni tampoco contienen el virus que causa el COVID-19, o subproductos animales (incluidos los productos porcinos), látex, conservantes o dispositivos de rastreo. No se cultivan en huevos y no contienen productos de huevo.

Es posible que lea o escuche algunos rumores y componentes falsos que contienen las vacunas, y que son enumerados en el internet o en las redes sociales. Estos generalmente son mitos e invenciones.

WA Dept. Health · COVID-19 preguntas y respuestas: Tercera parte

¿Hay tejido fetal en la vacuna de Johnson & Johnson?

Eso no es verdad. La vacuna de Johnson & Johnson no contiene tejido, células ni ADN fetal. Se fabricó utilizando la misma tecnología que otras vacunas de vectores virales, como las de la varicela, la rubéola, la hepatitis A y la rabia. La confusión surge en el modo de fabricación de uno de los componentes de las vacunas de vectores virales. Para fabricar estas vacunas, los científicos tienen que cultivar y modificar un adenovirus, similar al que causa el resfriado común. Para hacerlo, los científicos se basan en “líneas de células fetales”.

¿Qué son las líneas de células fetales?

Estas son células cultivadas en laboratorio de dos abortos electivos ocurridos hace unos 35 años. Estas líneas celulares se mantienen en laboratorios y se utilizan específicamente para cultivar virus de vacunas. Esto se debe a que contienen un gen específico que permite replicar grandes cantidades de virus. Han sido bien estudiados y se utilizan para garantizar la producción segura y confiable de virus para elaborar vacunas. El uso de estas líneas celulares fetales históricas también elimina la necesidad de obtener nuevas células fetales.

Entonces, ¿hay células fetales en la vacuna?

No. A pesar de que las líneas celulares fetales se utilizan para hacer crecer los virus de la vacuna, las vacunas en realidad no contienen estas células o su ADN. Esto se debe a que las células se consumen a medida que crecen los virus. Una vez que los virus han crecido, se recolectan para la vacuna. Durante este proceso, se purifican para eliminar cualquier residuo celular antes de ser añadidos a la vacuna. Por lo tanto, aunque es confuso, no hay tejido fetal, células, o ADN en la vacuna de Johnson & Johnson u otras vacunas de vectores virales.

¿Qué pasa si pertenezco a la iglesia católica?

Los miembros de la Iglesia Católica se han preguntado si es moral recibir la vacuna de Johnson & Johnson. Si bien esta es una elección personal, los líderes de la iglesia católica dicen que es aceptable que los católicos reciban esta vacuna. El obispo Joseph Tyson, de la diócesis católica de Yakima, dice que no es un pecado recibir la vacuna. Afirmó que los beneficios de la vacuna superan las preocupaciones sobre su desarrollo. Y es especialmente importante vacunarse porque estamos batallando contra una pandemia.

Tyson exhorta a los miembros de la comunidad a obtener cualquier vacuna disponible cuando llegue su turno. Incluso el obispo Joseph Tyson también se recogió su camisa y se puso la vacuna Johnson & Johnson! Y la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos ha publicado un comunicado diciendo que es moralmente aceptable para los católicos recibir la vacuna Johnson & Johnson. Lea el comunicado aquí. Recuerde que la mejor vacuna contra el COVID-19 es la que se pueda obtener.

¡Tendremos más información en futuros blogs!

Sabemos que circulan muchos mitos e información errónea sobre el COVID-19 así como sobre las vacunas. Y queremos asegurarnos de que tenga toda la información necesaria antes de recibir la vacuna. ¡Manténgase atento para más publicaciones de blog con respuestas a sus preguntas!

Mientras tanto, puede leer la primera parte y la segunda parte de esta serie de blogs o echar un vistazo a nuestras preguntas frecuentes para conocer los hechos reales.

Más información

La información en este blog cambia rápidamente. Regístrese para recibir una notificación cada vez que publiquemos nuevos artículos.

Consulte el sitio web del COVID-19 del estado para obtener información actualizada y confiable en coronavirus.wa.gov.

La vacuna para el COVID-19 ya está disponible para todos los mayores de 12 años. Para obtener más información sobre la vacuna, visite VacunaDeCovidWA.org y utilice el localizador de vacunas para encontrar una cita. La vacuna para el COVID-19 se proporciona sin costo alguno para usted.

Las respuestas a sus preguntas o inquietudes sobre el COVID-19 en el estado de Washington se pueden encontrar en nuestro sitio web. También puede comunicarse con el centro de llamadas del Departamento de Salud al 1–800–525–0127 y presionar # de 6 a.m. a 10 p.m. Lunes, y 6 a.m. a 6 p.m. martes — domingo y días festivos del estado. Se ofrece asistencia en español y en otros idiomas.