Preocupante tendencia de sobredosis fatales en 2020, en parte, por consumo de fentanilo

OLYMPIA. En la primera mitad del 2020, se ha observado un aumento del 38 % de muertes por sobredosis en Washington, en comparación con los mismos meses del 2019. En gran parte, el aumento se debe a muertes relacionadas con el consumo de fentanilo, un opioide muy potente.

Según los datos preliminares (solo en inglés), en los primeros seis meses del 2020 se registraron 835 muertes por sobredosis, comparadas con las 607 muertes en la primera mitad del 2019. Las muertes relacionadas con el consumo de fentanilo aumentaron más del doble durante ese tiempo: de 137 a 309. La mayoría de las muertes estuvieron relacionadas con el consumo de múltiples sustancias.

El aumento de muertes por sobredosis fue mayor entre grupos que ya enfrentaban desigualdades en términos de salud: personas de origen indioamericano o nativas de Alaska, hispanas o latinas y negras.

“La pandemia de la COVID-19 nos ha afectado a todos”, dijo Bob Lutz, asesor médico estatal para la respuesta contra la COVID-19. “Es posible que los habitantes de Washington con trastornos de consumo de sustancias hayan consumido con más frecuencia y, lamentablemente, los números indican que han sufrido más sobredosis”.

Estos datos son incluso más preocupantes debido a que la causa de muchas de las sobredosis es el consumo ilegal de fentanilo, un opioide que muchos desconocen que está en el mercado. En Washington, se ha encontrado fentanilo en pastillas falsas fabricadas con apariencia similar a la de pastillas de opioides de prescripción médica (muchas veces, con las marcas “M30” o “A215”), en polvos y en heroína de alquitrán negro. No es posible distinguir con certeza la presencia de fentanilo basándose en el sabor, el olor o el aspecto de la droga. Por eso, se debería asumir que cualquier droga que no se adquiera de una farmacia puede contener fentanilo.

No todas las sobredosis tienen que ser fatales. Cada uno de nosotros puede cumplir un papel importante para salvar vidas en

nuestras comunidades. Si consume drogas, intente no hacerlo solo, y comience con una pequeña cantidad de prueba para determinar la potencia. Si va a consumir sin compañía, llame al 800-484-3731 (Nunca consuma solo). Es importante que otras personas conozcan las señales de sobredosis de opioides para ayudar a salvar vidas. Entre las señales, se incluyen la incapacidad para despertarse, respiración lenta o paro respiratorio, y piel, labios o uñas azulados, grisáceos o pálidos. La naloxona (también llamada Narcan, enlace solo en inglés) es un medicamento simple y seguro que revierte los efectos de la sobredosis de opioides. Si pasa tiempo con personas que tienen riesgo de sufrir una sobredosis, es importante que siempre tenga al menos dos dosis de naloxona a mano, ya que puede necesitar administrar más de una dosis.

Si una persona está sufriendo una sobredosis, llame al 911, administre naloxona y realice reanimación cardiopulmonar (solo en inglés).

El Plan de respuesta estatal contra los opioides (solo en inglés) incluye información detallada sobre las medidas que está tomando Washington para reducir las muertes por sobredosis de opioides.

Ayude a las personas que sufren trastornos de consumo de opioides a encontrar la atención y el tratamiento adecuados (solo en inglés). La buprenorfina y metadona, dos medicamentos para el tratamiento del trastorno de consumo de opioides, pueden reducir a la mitad el riesgo de una sobredosis de opioides fatal y ayudar a la recuperación a largo plazo. Si usted, o un ser querido, quieren recibir tratamiento o simplemente obtener más información, consulten la Línea de Ayuda para la Recuperación de Washington, o llamen al 1-866-789-1511.

Ingrese al sitio web del DOH cuando necesite una dosis saludable de información. Encuéntrenos en Facebook y síganos en Twitter. Regístrese para recibir el blog del Departamento de Salud, Bienestarwa.