meditate

Respirar y estar presente para poder avanzar

La pandemia nos ha demostrado lo común y difícil que pueden ser los problemas de salud mental en los Estados Unidos, dando a las enfermedades y condiciones mentales un contexto nuevo y necesario. La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cunado enfrentamos la vida. También ayuda a determinar como manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones.

Ya sea que usted mismo esté batallando con su salud mental o no, es probable que conozca a alguien que sí. Aproximadamente 1 en cada 5 estadounidenses sufre algún tipo de trastorno mental en un año determinado, y según los Centros de Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), ese número ha aumentado desde que inició la pandemia. A pesar de ser un problema común, puede ser difícil saber cómo ayudarnos a nosotros mismos y a otros que están sufriendo. Tener conversaciones sinceras con personas en las que confía y buscar información para sí mismo sobre el tema es un paso importante para enfrentar esta crisis nacional con compasión, consciencia y claridad.

Para apoyar el bienestar mental y emocional queremos hablar del concepto de “Respirar y dejar ir”. Esto puede significar algo diferente para cada persona, pero algo muy importante es que tiene que ver con el control.

Como seres humanos, con frecuencia pensamos que podemos controlar todo lo que pasa en nuestra vida. La pandemia nos enseñó que no podemos controlarlo todo y que el resultado no habría sido diferente independientemente de lo que hubiéramos podido hacer. Esto no significa que usted no pueda tomar sus propias decisiones, sino que al respirar y dejar ir parte de ese control (aunque sea solo un poco) y al estar despuesto a “fluir con la corriente”, quizá pueda dejar ir algo del estrés que siente.

Si se da cuenta de que está tratando de controlar una situación, hay algunos ejercicios pequeños y sencillos que pueden ayudarle a superarlo. Tenga en cuenta que hasta un cambio breve puede tener efectos positivos duraderos.

1. Mire a su alrededor

Cierre sus ojos por un segundo y, al abrirlos, mire a su alrededor y nombre cinco cosas que ve. Esto puede ser tan simple como un árbol, un sofá, un televisor, lo que sea que tenga frente a usted. Al hacer esto, está recordándose a sí mismo de vivir en el presente. Continúe nombrando cosas a su alrededor hasta que se sienta más tranquilo.

2. Respire

Es probable que haya escuchado este consejo antes, pero realmente puede ayudar a aliviar el estrés en el momento. Si se concentra en el movimiento del aire que respira al entrar y salir de su cuerpo, es casi imposible pensar en otras cosas. Para practicar, tome aire lenta y profundamente y sosténgalo durante cuatro segundos. Luego, suelte el aire lentamente. Repita el proceso cuatro veces o hasta que se sienta más tranquilo.

3. Practique gratitud

Esta es otra práctica común para cambiar los pensamientos y emociones negativos. Si usted siente gratitud por algo, está enviando a su cerebro la señal de que todo está bien. Cuando tenga pensamientos negativos, exprese en su cabeza, en voz alta o en un papel, tres o más cosas por las que está agradecido. Puede ser tan simple como dar gracias por sus ojos, sus oídos y su nariz.

Aunque mayo es el Mes de la Salud Mental es, no significa que los trastornos de salud mental vayan a desaparecer. Lo más importante que puede hacer por usted y por los que le rodean es controlar su bienestar mental y emocional. Hasta los pequeños cambios pueden hacer una gran diferencia a largo plazo en su salud y felicidad en general.

Si necesita alguien con quien hablar sobre el estrés debido al COVID-19, llame a Washington Escucha al 1–833–681–0211 para obtener ayuda.

Más información

La información en este blog cambia rápidamente. Regístrese para recibir una notificación cada vez que publiquemos nuevos artículos.

Consulte el sitio web del COVID-19 del estado para obtener información actualizada y confiable en coronavirus.wa.gov.

La vacuna contra el COVID-19 ya está disponible para todas las personas mayores de 12 años. Para obtener más información sobre la vacuna, visite VacunaDeCovidWA.org y utilice el localizador de vacunas para encontrar una cita. La vacuna para el COVID-19 se proporciona sin costo alguno para usted.

Las respuestas a sus preguntas o inquietudes sobre el COVID-19 en el estado de Washington se pueden encontrar en nuestro sitio web. También puede comunicarse con el centro de llamadas del Departamento de Salud al 1–800–525–0127 y presionar # de 6:00 a.m. a 10:00 p.m. Lunes, y 6:00 a.m. a 6:00 p.m. martes — domingo y días festivos del estado. Se ofrece asistencia en español y en otros idiomas.