Salud para todos los niños

Salud para todos los niños

Alejandro Domínguez

La Raza del Noroeste

Niños menores de 19 años y mujeres embarazadas quienes sean inmigrantes legales tienen ahora más protección médica gracias a una nueva ley que extiende los beneficios del Programa de Seguro Médico Infantil (CHIP por sus siglas en inglés).

Esta semana, el Congreso aprobó CHIPRA, un acta que reautoriza el CHIP y proveerá de fondos federales a los estados para que ahora puedan cubrir a niños y mujeres embarazadas inmigrantes sin tener que esperar cinco años para calificar.

La ley fue firmada por el Presidente Barack Obama el miércoles alrededor de las 5:00 pm horario del Este.

Esta Acta le dará más cuidado de salud al permitirles ser elegibles para Medicaid a este segmento de la población, pero no habría muchos cambios en el estado de Washington.

Porque el estado ya lo hacía desde antes que CHIPRA fuera aprobada.

“El estado de Washington ya proveía esta cobertura. Ahora lo que ganó es que es libre en proveerla usando poder federal,” dijo Jonathan Blazer, abogado para el Centro Nacional de Leyes Migratorias o NILC por sus siglas en inglés, una organización nacional que busca proteger los derechos de inmigrantes con bajos recursos económicos y sus familias.

Blazer dijo que el más grande cambio de la propuesta es que ya no se esperaría cinco años para que niños inmigrantes recibieran cobertura médica. Dijo que NILC estuvo peleando por este cambio cuando fue impuesta en 1996 y trabajó con varias organizaciones como el Consejo Nacional de La Raza.

“Esta regla arbitraria para nuevos inmigrantes lastimó a cientos de miles. Se hicieron esfuerzos para permitir que estados hicieran lo correcto”, dijo Blazer.

A pesar de las restricciones, Blazer dijo que 20 estados como Washington dieron cobertura a nuevos inmigrantes.

Con esta Acta, Blazer dijo que la administración de Obama y el Congreso vencieron reac-

ciones anti migratorias que querían hacer de esta ley una controversia de inmigración, al decir falsamente que se daría cobertura médica a inmigrantes ilegales.

“Esa táctica ha funcionado. Es una señal positiva que en esta administración estamos viendo el fracaso de esta estrategia”, dijo Blazer.

Esta ley no es sobre inmigración, sino de tratar a niños de manera equitativa dijo Blazer. Ahora se podrá realizar con fondos federales en un año donde estados están cortando programas para balancear su presupuesto debido a la crisis económica.

“Estos fondos le ayudarían con su actual problema de presupuesto”, añadió Blazer.

En el estado de Washington, todos los niños están en una sola categoría y reciben apoyo de un programa estatal. Pero este programa no sobreviviría sin ayuda federal dijo Lynne Nguyen, organizadora de la Red Comunitaria Activa de Washington o CAN por sus siglas en inglés.

“Sin apoyo federal, el estado no tiene la habilidad para proveer esa promesa,” dijo Nguyen.

Con esta ley, Nguyen dijo que se ha ganado una pequeña pelea mientras la organización busca que se crea una reforma de salud comprensiva.

Esta es la misma meta que Obama quiere cumplir en su primer año como Presidente de acuerdo a un reporte de la AP.

El CHIP provee de seguro médico a niños cuya familia tiene ingresos de bajo a medio y no tienen otro tipo de seguro médico. Con esta nueva ley, se proveería $32 mil millones para el programa y será recaudado por impuestos de tabaco de acuerdo al reporte de la AP.

El Senado pasó su versión de la propuesta con votación de 66 – 32.

En Washington, alrededor de 13,000 menores estaban registrados en el programa CHIP del estado en diciembre del 2004 de acuerdos a datos de la página de Internet del Departamento de Salud y Recursos Sociales.

Para más información sobre el programa del estado de Washington, llamar al

1-877-KIDS-NOW

(linea gratuita 1-877-543-7669)

o visitar el sitio de Internet de http://fortress.wa.gov/dshs/maa/chip/