Un médico habla de lo que hay que saber sobre el COVID prolongado

Para algunas personas, la infección por COVID-19 es breve. Después de unos días o una semana de sentirse enfermo, se sienten listos para regresar a sus actividades normales. Sin embargo, muchas otras personas sufren efectos a largo plazo que duran meses después de la infección. Esto se conoce como afecciones post-COVID (PCC, por sus siglas en inglés) o, más comúnmente, COVID prolongado (solo en inglés).

Se estima que 1 de cada 13 adultos (solo en inglés) en los EE. UU. tiene actualmente COVID prolongado. El COVID prolongado puede provocar miedo y frustración en usted o en un ser querido, sobre todo con tanta inseguridad. Afortunadamente, los médicos están aprendiendo más sobre el COVID prolongado y las posibles opciones de tratamiento.

Hablamos con Janna L. Friedly M.D., M.P.H., que trata a pacientes con COVID prolongado en la Clínica de Rehabilitación y Recuperación Post COVID de UW Medicine en el Centro Médico Harborview, para saber más sobre la enfermedad y el apoyo disponible.

Gracias por acompañarnos Dr. Friedly. Muchos de nuestros lectores tienen preguntas sobre el COVID prolongado. ¿Cuándo se convierte una infección de COVID en COVID prolongado?

El COVID prolongado es una condición en la que las personas tienen síntomas persistentes después de una infección inicial de COVID-19 que dura tres meses o más. Si tienes síntomas que persisten más allá de tres meses después de la infección inicial, o nuevos síntomas que no tenías antes de la infección, generalmente se considera COVID prolongado.

No hay ninguna prueba de diagnóstico específica para el COVID prolongado. Es necesario que un médico revise tus síntomas y determine si están relacionados con la infección por COVID.

¿Cuáles son algunos de los síntomas relacionados con el COVID prolongado?

Los síntomas son muy amplios. Las investigaciones (solo en inglés) sugieren que hay más de 200 síntomas diferentes.

Los síntomas más frecuentes son el cansancio, el malestar post-esfuerzo (fatiga o dolores musculares después del ejercicio) y los síntomas cognitivos como la neblina cerebral. La neblina cerebral se caracteriza por la confusión, la falta de memoria y la falta de concentración y claridad mental.

¿Se ven este tipo de síntomas persistentes con otras enfermedades o es algo que sólo ocurre con el COVID?

Hay una larga historia de infecciones post-virales que se presentan de forma muy similar a las del COVID prolongado. Infecciones como el SARS y el Epstein Barr. Así que, aunque algunos de los síntomas son nuevos en el caso del COVID prolongado, este tipo de infección persistente no es exclusivo del COVID-19.

¿Son ciertos grupos de personas más vulnerables a padecer COVID prolongado?

Todavía estamos investigando eso. En general, las personas que son hospitalizadas con COVID-19 suelen tener una recuperación más larga y síntomas persistentes, por lo que todos los mismos factores de riesgo para tener una enfermedad grave. Eso incluiría a las personas que no están vacunadas, a los adultos mayores y a las personas con enfermedades preexistentes como la alta presión y la diabetes.

Además, todavía estamos aprendiendo qué es lo que hace que alguien que ha tenido una infección leve, o incluso una infección mayormente asintomática, corra el riesgo de desarrollar un COVID prolongado.

Hay muchos reportes interesantes que indican que el COVID prolongado parece afectar más comúnmente a las mujeres que a los hombres, particularmente a las mujeres entre 30 y 60 años. Eso es ciertamente consistente con lo que estamos viendo en nuestra clínica.

¿Por qué ciertas poblaciones son más vulnerables a contraer COVID prolongado?

La forma en que pienso en el COVID-19 es que es como la gasolina, lo enciende todo. Si tienes afecciones preexistentes y contraes COVID-19, la enfermedad lo enciende todo y empeora las cosas.

Muchas personas que tienen enfermedades crónicas o son mayores pueden no asociar necesariamente el empeoramiento de sus síntomas o su estado con su infección por COVID-19, cuando en realidad puede estar relacionado con el COVID prolongado.

También hay personas que se consideraban sanas antes de su infección y ahora experimentan síntomas debilitantes. No estamos seguros de si es que es más frecuente en esas poblaciones, o que lo están reconociendo como COVID prolongado y buscan más atención.

¿Puede la gente recuperarse de un COVID prolongado?

Por supuesto. Vemos muchos, muchos pacientes que se recuperan completamente. Me considero en esa categoría. Tuve síntomas durante unos nueve meses después de mi infección inicial por COVID-19 y ahora me siento totalmente recuperada.

Algunas personas piensan que la vacuna podría mejorar los síntomas del COVID prolongado. ¿Es algo que has visto?

Es algo que todavía se está estudiando, pero algunas de las investigaciones iniciales descubrieron que un subgrupo de pacientes con COVID prolongado que recibieron la vacuna mejoró sus síntomas. Lo he visto en algunos de mis pacientes, pero la mayoría de los pacientes no tienen ningún cambio en los síntomas del COVID prolongado después de recibir la vacuna.

¿Debe alguien vacunarse si actualmente tiene COVID prolongado?

Sí. Sabemos que las reinfecciones son muy frecuentes y que la aplicación de las vacunas y los refuerzos previenen los síntomas más graves. Por lo tanto, si te vuelves a infectar, la gravedad de la enfermedad será mucho menor si te vacunas.

¿Las personas con COVID prolongado tienen un mayor riesgo de reinfección? ¿Y sería más grave?

No hay pruebas de que las personas con COVID prolongado tengan más riesgo de reinfección o de una reinfección más grave. La vacunación es la que marca la mayor diferencia en cuanto a la gravedad de la enfermedad.

Es un buen dato para escuchar. Ahora, ¿cuáles son algunos de los recursos y tratamientos disponibles para las personas que tienen COVID prolongado?

Hay una variedad de cosas que la gente puede hacer por su cuenta para apoyar la recuperación. Siempre recomiendo a los pacientes que se esfuercen por mantenerse lo más sanos posible. Eso significa dormir lo suficiente y asegurarse de seguir una dieta saludable para el corazón.

Vuelva a incorporarse con delicadeza a sus actividades normales y retome gradualmente el ejercicio físico. Prueba a hacer estiramientos suaves, yoga y ejercicios aeróbicos de baja intensidad, como caminar o nadar. Hágalo muy despacio y de forma gradual para no empeorar sus síntomas.

El siguiente paso es trabajar con su médico de atención primaria. Ellos podrán evaluar cualquier otra condición que pueda estar contribuyendo a tus síntomas y podrán ofrecerte algunas opciones de tratamiento a medida.

¿Existen opciones de tratamiento para las personas que no tienen un doctor de atención primaria?

Mi mejor recomendación es que todas las personas tengan un médico de atención primaria.

Las personas también pueden acudir a clínicas especializadas en rehabilitación y recuperación post-COVID, como la clínica de rehabilitación y recuperación post-COVID de UW Medicine (solo en inglés), donde yo trabajo.

Todos pueden acceder también a orientación a través de los CDC y la Academia Americana de Medicina Física y Rehabilitación (solo en inglés) (AAPMR, por sus siglas en inglés).

¿Cómo puedes apoyar a un ser querido que actualmente tiene COVID prolongado?

Lo más importante que puedes hacer es reconocer que es posible que no haya señales aparentes de COVID prolongado. Eso significa que los síntomas pueden estar ocultos y pueden variar. Las personas pueden tener días buenos y días malos; y pueden tener más energía en ciertos momentos del día.

Ayude a su ser querido a practicar lo que llamamos las “Cuatro Ps”.

  1. Paso a paso: Haga descansos frecuentes.
  2. Prioridad: Deja algunas de las cosas que no son tan importantes. Está bien dejar las cosas para otro día.
  3. Planear: Organiza tu día en función de cuándo sabes que vas a tener más energía.
  4. Posición: Piensa en tu alrededor y en cómo afecta a tus actividades: coloca las cosas de forma que puedas sentarte en lugar de estar de pie, asegúrate de que las cosas que utilizas con frecuencia son fácilmente accesibles/están cerca, e intenta limitar el tiempo en entornos ruidosos y concurridos que pueden consumir más energía.

¿Cómo has visto que el COVID prolongado afecta a la capacidad de trabajo de las personas? Si tienen problemas en el lugar de trabajo, ¿cómo podrían comunicar esas preocupaciones a su empleador?

Puede tener un efecto muy importante en la capacidad de trabajo de las personas. Aproximadamente la mitad de las personas que sufren un COVID prolongado no están trabajando o han reducido sus horas de trabajo. Es un gran reto.

Dado que el COVID prolongado no tiene apariencia externa, puede ser difícil que tu empleador vea tus limitaciones. Por eso es tan importante que te comuniques con recursos humanos y con tu supervisor. Comparte los síntomas que estás sufriendo y cómo están afectando a tu trabajo.

Hay muchas modificaciones que puedes hacer para seguir trabajando. Intenta modificar tu horario para trabajar durante las horas en las que tienes más energía. Haz descansos más frecuentes si puedes, e intenta evitar la multitarea, ya que puede ser más exigente física y mentalmente.

Pide tener temporalmente un espacio de trabajo que esté cerca de la puerta o un espacio de estacionamiento más cercano para reducir el tiempo que tardas en llegar al trabajo.

A veces, incluso cambiar la iluminación (luces más tenues y menos fluorescentes) puede disminuir los síntomas.

Animo a los empleadores a que tengan toda la flexibilidad posible mientras la gente se recupera.

¿Tiene algunas últimas reflexiones para los lectores?

Hay muchas esperanzas de recuperación. El hecho de tener estos síntomas no significa que sea una sentencia de por vida, se puede mejorar.

También hay esperanza en los tratamientos para el COVID prolongado que están por llegar. Se está investigando mucho con tratamientos que probablemente estarán disponibles en el próximo año.

Los pacientes pueden incluso participar en ensayos clínicos, lo que puede ser realmente útil para todos. Puedes encontrar información sobre los ensayos abiertos a través del Instituto Nacional de Salud.

Más información

Para obtener más información sobre el COVID prolongado, visite doh.wa.gov/emergencies/covid-19/long-covid

Este blog es preciso a la fecha de su publicación. La información cambia rápidamente, así que consulte el sitio web estatal de COVID-19 para obtener la información más actualizada en coronavirus.wa.gov. También puedes inscribirte (solo en inglés) para que te avisemos cada vez que publiquemos nuevos artículos.

La vacuna COVID-19 ya está disponible para todos los mayores de 6 meses. Para obtener más información sobre la vacuna, visite CovidVaccineWA.org y utilice la herramienta de localización de vacunas para encontrar una cita. La vacuna COVID-19 se proporciona sin costo alguno para usted.

WA Notify puede alertarte si has estado cerca de otro usuario que ha dado positivo en la prueba de COVID-19. Añade WA Notify a tu teléfono hoy mismo: WANotify.org

Puede encontrar respuestas a sus preguntas o inquietudes sobre el COVID-19 en el Estado de Washington en nuestro sitio web. También puede ponerse en contacto con el centro de llamadas del Departamento de Salud llamando al 1–800–525–0127 y pulsando # de 6 a.m. a 10 p.m. los lunes, y de 6 a.m. a 6 p.m. de martes a domingo y los días festivos estatales observados. Hay asistencia lingüística disponible.