Alimentos… ¿Orgánicos o no?

Paloma Villanueva

Agencia Reforma

– Los procesos de producción de los alimentos orgánicos tienen claras ventajas ambientales, pero los beneficios para la salud no están lo suficientemente documentados.

Anahí Hernández, directora de Tierra Orgánica, organización que trabaja con productores mexicanos, explica que un producto orgánico está libre de cualquier sustancia química como fertilizantes, pesticidas, hormonas o antibióticos.

Además ahorran energía y se usan técnicas no contaminantes para respetar el equilibrio del ecosistema, detalla.

Para Debby Braun, ingeniera en alimentos y asesora del servicio de alimentación del Comité Olímpico Mexicano, desde el punto de vista nutrimental, no representan una ventaja.

“El proceso orgánico no garantiza que una fruta o una verdura vaya a tener más vitaminas o minerales. Un jitomate orgánico tiene la misma cantidad de vitamina C que uno crecido por medio convencionales”, detalla.

Y en cuanto a los fertilizantes y pesticidas, Braun explica que con lavar y desinfectar bien frutas y verduras es suficiente para que estos químicos no lleguen al organismo.

“Los fertilizantes y pesticidas que se usan no tienen acceso a la parte interna del producto, entonces si los lavas bien y si quitas la capa externa de la cebolla o la lechuga, por ejemplo, ya no hay contaminación”, señala.

El código alimentario de la FAO y la OMS sobre alimentos orgánicos refiere que mejoran el agroecosistema pero no abordan los beneficios para la salud de las personas.

FOTO P31