¡Auch! ¿Te lastimaste al ejercitarte?

  • Wed Apr 20th, 2016 4:04pm
  • Salud

Natalia Vitela, Agencia Reforma

– ¿Eres de quienes se ejercitan a pesar de sentir dolor o de los que al experimentarlo abandonan la actividad física? En ambos casos, relegar una visita al médico resulta costoso para tu salud. Una simple lesión en el gimnasio sin la atención oportuna puede derivar en una afección que incluso te impida activarte por meses. El dolor es un mecanismo de protección, así que las personas deben aprender a escuchar su cuerpo, indica Verónica Sánchez, médico de la actividad física y deportiva del Centro Médico ABC. “Si las personas están haciendo ejercicio y sienten dolor, lo idóneo es parar pero previamente deben enfriar”, dice. Si no paran, el riesgo que se corre es que las lesiones que normalmente son agudas, es decir, que podrían resolverse de una manera fácil, se conviertan en crónicas e incapacitantes y las personas batallen con ellas incluso el resto de la vida, señala. Ante una lesión aguda se aconseja la aplicación de hielo, por 45 minutos, hasta 48 horas después haber iniciado el dolor. Las personas deben distinguir si se trata de un dolor muscular producido por sobreesfuerzo, es decir, cuando se aumenta la frecuencia o el peso que se carga. En esos casos se aconseja la aplicación de hielo para desinflamar, por 45 minutos, las primeras 24 horas después de haber iniciado el dolor, y por lo menos dos días de reposo. Si no se supo distinguir qué produjo el dolor y éste se quitó con el hielo y reposo, pero al reingresar al ejercicio vuelve, es necesario acudir con el médico. Otro error común ante la presencia del dolor por una lesión es que las personas abandonen el ejercicio, lo cual es contraproducente, asegura García. “El no hacerlo produce mucho dolor. Esto sucede por una descompensación. Cuando dejas de hacer ejercicio la fuerza muscular baja y si no tienes fuerza muscular el esqueleto óseo y articular no funcionan bien, son más inestables”, explica. Por otra parte, García, subespecialista en artroscopia y cirugía del deporte, explica que las lesiones pueden producirse por el sobreuso del cuerpo al realizar ejercicio o por accidentes. Indica que quienes realizan ejercicio tienen un sobreuso del cuerpo, así que si éste se realiza sin una adecuada orientación de un equipo de expertos, el desgaste articular, tendinoso y muscular que se da con la edad, se acelera y se producen las lesiones. Precisa que hay formas para evitar, disminuir o retrasar este proceso y, por ende, las lesiones, por lo que es fundamental acudir con los expertos.

Las lesiones más frecuentes son por sobreuso y tienen que ver con las lesiones de cartílago, a esto se le llama desgaste articular, puntualiza.

“Se da mucho en personas que corren, hacen zumba, spinning. Las principales articulaciones afectadas son las de rodillas, cadera, tobillos, hombros y muñecas”, comenta. La falta de calentamiento y enfriamiento son algunos de las causas. Lo ideal, aconseja, es acudir al médicos de la actividad física y deportiva.

FOTO P32