¿Catarro o influenza?

¿Catarro o influenza?

  • Fri Nov 6th, 2009 12:01am
  • Salud

Jessica Castañeda

Agencia Reforma

Tos, escurrimiento nasal, dolor de cabeza y cansancio pueden ser síntomas de cualquier padecimiento respiratorio, desde un resfriado común hasta de una neumonía.

“El sistema respiratorio es un poco bobo, responde de la misma manera y vemos la mucosidad, tos e inflamación”, explica el neumólogo Martín Hernández Torre, director de la Escuela de Biotecnología y Salud del Tec de Monterrey.

“Si yo te pongo el cuadro de neumonía es muy similar (al de la influenza estacional): Te da fiebre alta, dolor de cabeza, vas a tener escalofríos y cansancio extremo, y es neumonía bacteriana por neumococo”.

La diferencia es la experiencia del médico al que acuda el paciente con estos síntomas.

El especialista deberá identificar si hay estertores (flemas) que se mueven al respirar; si la pleura está inflamada; si el padecimiento sigue en vías respiratorias altas -nariz, amígdalas, laringe, faringe-, y si la enfermedad es bacteriana o causada por un virus.

El resfriado se trata de sólo una infección en las vías respiratorias altas y la influenza, puede inflamar todo el aparato respiratorio, más comúnmente la parte alta, pero puede llegar hasta los pulmones.

El catarro común es provocado por una serie de virus como los rinovirus y los virus de para influenza, de una familia totalmente distinta a los que causan la influenza.

En los virus de la influenza existen las hemaglutininas y neuroaminidasas, los factores H y N que le dan el nombre y que cada año aparecen en distintas cepas.

FIEBRE Y DOLOR

El factor fiebre es determinante en una enfermedad como la influenza, coinciden los neumólogos. En un resfriado, la fiebre usualmente llega a 37.5 o 38 grados.

En la influenza estacional llega a pasar de los 38 y hasta llega a los 39, pero va subiendo lentamente en periodos de 2 a 5 días. Pero en la Influenza A H1N1 es trepidante y súbito el aumento de temperatura.

CANSANCIO

Hasta el consultorio de Hernández Torre han llegado pacientes que refieren que nada los había hecho sentirse tan mal como la influenza A H1N1, mal que combina enérgicos dolores musculares y cansancio agudo.

La intensidad del cansancio es más severa con esta influenza en comparación con la estacional y mucho menos si se trata de un resfriado.

DOLOR DE CABEZA

Toda esa cascada bioquímica que te avisa que hay un virus en tu cuerpo es la que provoca que tu sistema esté fuera de control y te sientas tan mal.

El dolor de cabeza es de menor intensidad en un resfriado y se intensifica si se trata de influenza estacional o de AH1N1.

ESCALOFRÍO

Los escalofríos son frecuentes cuando se presenta un incremento de la temperatura corporal.

El ardor de ojos, es más severo en la Influenza A H1N1 porque el virus entra por las conjuntivas, cosa que no sucede con los virus que provocan el resfriado como parainfluenza o rinitis, por ejemplo.

La tos es una manifestación en las tres enfermedades, pero podrías tener influenza A H1N1 y ni siquiera presentarla, cosa que no sucede con el resfriado y la influenza estacional.

Una gran diferencia entre el trío de padecimientos son los considerados grupos de alto riesgo, que en el resfriado y la influenza estacional son los niños menores de 6 años y los adultos mayores de 65, quienes son los que regularmente reciben las vacunas.

En la influenza A H1N1, el grupo de riesgo son adultos jóvenes, que han representado el 70 por ciento de las muertes, las mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas.