Ecuación de energía

Ecuación de energía

  • Fri Aug 21st, 2009 9:55am
  • Salud

(Agencia Reforma)

Los niños mexicanos padecen obesidad y sobrepeso como nunca antes se había visto en este país, a consecuencia de una ingesta excesiva de alimentos chatarra y a la inactividad física.

Juan José Almaraz Navarro, médico con postgrado en Pediatría Médica del Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, señaló lo anterior, y comentó que para combatir ese grave problema de salud social hay que aplicar la ecuación de la energía, que consiste en sumar alimentación adecuada, horas de sueño y actividad física. “La energía es la capacidad que poseen los cuerpos y sistemas para realizar un trabajo, y ésta se obtiene del equilibrio entre una alimentación adecuada, períodos completos de sueño o descanso, y la realización de actividad física”, comentó.

Los alimentos, dijo, son sustancias que el ser humano ingiere a fin de proporcionar al cuerpo los nutrimentos necesarios que le provean la energía para realizar eficientemente las actividades diarias.

“Ayudan también a mantener las funciones vitales, la reparación de tejidos dañados, y en los niños, el crecimiento normal. Las tres clases principales de nutrimentos son: proteínas, grasas y carbohidratos, que apoyados en vitaminas, minerales y elementos químicos esenciales, en cantidades establecidas, son parte de una alimentación adecuada”, precisó Almaraz Navarro.

Idealmente, abundó, una alimentación saludable debe ser: variada, equilibrada y moderada.

“A mayor variedad de alimentos, menor el riesgo de enfermedad por carencia o por exceso de un nutrimento; el equilibrio se da consumiendo a diario de 50 a 55 por ciento de carbohidratos, 15 de proteínas y 30 a 35 por ciento de grasas”

De igual forma, añadió, la ingesta de alimentos debe ser moderada para mantener el peso corporal óptimo

Es importante recordar que cada alimento tiene un valor energético específico y dependiendo del sexo, edad o actividad, se puede establecer el consumo diario que garantice un estado ideal de funcionamiento del organismo.

Dormir el tiempo necesario

Debido a la televisión y el uso de videojuegos o la Internet, los niños no duermen el tiempo suficiente, que debe ser aproximadamente de 10 horas.

El sueño, dijo, es un proceso activo controlado por el tronco cerebral, que cumple funciones importantes:

Durante el sueño profundo hay una función de recuperación de energía, o reposo pues se activan procesos de síntesis, liberándose en los niños la hormona del crecimiento, esta es importantísima en la formación de los huesos y diversos procesos metabólicos. También disminuye la hormona cortisol del estrés.

Durante la fase de sueño activo, se estimula en el niño el crecimiento de los sistemas neurales (maduración del Sistema Nervioso Central) que llevarán a un desarrollo y diferenciación. Ahí se fija el contenido de la memoria y se reconocen peligros externos que le permitan reaccionar rápidamente, señaló el especialista. El sueño constituye un lapso durante el cual el cuerpo se organiza nuevamente y suceden cambios biológicos, fisiológicos y metabólicos, que ayudan a la recuperación de energía consumida en actividades durante la vigilia.

Que se ejerciten

Antaño, era común ver niños en la calle a bordo de sus bicicletas, jugando futbol o correteando, lo cual hoy se ha transformado en juegos virtuales de video. Cualquier actividad física que mantenga acelerado el pulso en un 70 por ciento por encima del máximo normal, por 20 a 30 minutos seguidos, 3 a 5 veces por semana, produce un efecto benéfico sobre el corazón y otros órganos del cuerpo.