¡En guardia! Contra la influenza

¡En guardia! Contra la influenza

  • Fri Aug 14th, 2009 11:03am
  • Salud

(Agencia Reforma)

(Agencia Reforma)

prepárese para la influenza estacional, que causa entre 10 y 15 mil muertes anuales, pues, como todos los años, en el periodo otoño-invierno los virus de esta enfermedad aguda respiratoria se presentan con mayor intensidad.

Además, se prevé que este año la temporada de influenza sea más complicada por el nuevo agente circulando: el virus A H1N1, lo que puede provocar cuadros clínicos agudos, incremento en el número de casos y saturación del sistema de salud.

“Por lo que se sabe de otras pandemias, se puede sospechar que (la influenza A H1N1) podría volver a presentarse en invierno junto con los virus de influenza estacional o en lugar de, pero es probable que sea junto y se sumen los problemas causando una enfermedad que puede ser al menos de la misma gravedad que ocasiona la influenza estacional”, comenta el infectólogo Samuel Ponce de León, director general de la empresa estatal de vacunas Birmex.

“La influenza estacional es causada por varios virus que se pronostican a principios de año. La Organización Mundial de la Salud cuenta con una oficina que se dedica a predecir los virus que causaran la influenza cada año y así se establecen las características de la vacuna”, explica Ponce de León.

Respecto a la influenza A H1N1, el infectólogo dijo que se espera que la vacuna esté lista a finales de diciembre.

Pero, lo ideal es que la población no se confíe y mantenga las medidas de prevención recomendadas, especialmente ante la emergencia que viven estados como, Chiapas, Nuevo León, Jalisco, Tabasco y Yucatán, afectados por el virus A H1N1.

Las diferencias

El epidemiólogo Pablo Curi, asesor para influenza de la Secretaría de Salud, indica que la principal diferencia entre la influenza estacional y la A H1N1 es que la primera está integrada por varios tipos de virus y no uno solo, como es el caso de la segunda.

Otra diferencia importante, menciona Curi, también presidente de la Sociedad Mexicana de Salud Pública, es que la estacional afecta fundamentalmente a los menores de edad y a los adultos mayores.

“Mientras que lo que se ha visto con esta nueva cepa (el A H1N1) es que se han registrado más casos en personas entre los 12 y 19 años, y los más graves se han presentado en personas entre 20 y 54 años”, precisa.

El experto explica que existe la teoría de que los adultos mayores ya tuvieron contacto en su infancia con un virus parecido al A H1N1 y por eso tienen cierta inmunidad.

Otra distinción que hace el especialista es que la influenza estacional que circuló la temporada pasada era resistente a los antivirales, en tanto que, la influenza A H1N1 sí es susceptible a éstos.

¿Quiénes tienen

que vacunarse?

De acuerdo con los especialistas, en octubre el sistema de salud contará con alrededor de 20 millones de dosis de vacuna contra la influenza estacional. Ésta se aplicará a niños desde los 3 meses y a mayores de 60 años, así como aquellas personas que tienen bajas las defensas y a los trabajadores de la salud.

Ponce de León asegura que la vacuna contra la influenza A H1N1 está empezándose a producir y se calcula que México reciba las primeras dosis a partir de diciembre, mes en el que se vacunarán los grupos de mayor riesgo: trabajadores de la salud, mujeres embarazadas, pacientes con obesidad, asma, padecimientos cardiopulmonares y con el sistema inmune deprimido.

“Conforme se vaya recibiendo y se vaya teniendo más disponibilidad de la vacuna se irán vacunando otros grupos de la población si se considera necesario”.

Se recomienda:

-Mantenerse alejado de las personas que tengan infecciones respiratorias.

-Evitar saludar de beso y de mano, así como compartir alimentos, vasos o cubiertos.

-Ventilar y permitir la entrada de sol en la casa, las oficinas y en todos los lugares cerrados.

-Mantener limpias las cubiertas de cocina y baño, manijas y baran dales, así como juguetes, teléfonos u objetos de uso común.

-Abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura.

-Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón.

-Acudir al médico inmediatamente si se presentan los síntomas.

Fuente: Secretaría de Salud