¿Esclavo de las predicciones?

¿Esclavo de las predicciones?

  • Fri Jan 1st, 2010 12:01am
  • Salud

Georgina Montalvo

Agencia Reforma

MÉXICO, DF .- Obtener certeza sobre qué esperar del futuro es una necesidad natural de todos los seres humanos, pero cada persona decide el camino para conseguirla.

“Carecer de información al respecto provoca mucha angustia, entonces recurrimos al exterior; algunos deciden apoyarse en las predicciones para bajar esa angustia”, comenta María Fernanda Valles Corcuera, psicoanalista del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS).

Así es que, llegado el final del 2009, quien decida echar mano del horóscopo, la carta astral, el tarot, la numerología, las runas u otro medio de este tipo para saber cómo le irá en los ámbitos del amor, dinero, trabajo, amigos o pareja el año próximo puede tener ante sí 695 páginas web si recurre al buscador Google con la frase “predicciones 2010” o 729 en Yahoo. Todo el 2010 sería insuficiente para ver a detalle una por día.

Ante tan vasta oferta, Valles Corcuera y Laura López Hernández, de la Sociedad Psicoanalítica de México (SPM), recomiendan no perder de vista que, finalmente, cada persona es responsable de lo que le sucede y, en la medida de la confianza que tiene en sí misma, se anima a decidir qué hacer con o sin el apoyo de cualquier predicción.

Se trata de una confianza básica que aprendemos a desarrollar desde pequeños, porque sabemos que habrá alguien que nos dará los cuidados básicos y que nos va a garantizar que las cosas van a estar bien, eso hace que se vaya desarrollando esa confianza” -señala López Hernández.

No sin consultar

el horóscopo

Organizar la vida y tomar todas las decisiones sólo en función de lo que señala cualquier corriente esotérica, habla de una falta de seguridad en sí mismo, considera la psicoanalista del IIPCS.

“Entre más se recurre a las predicciones, estamos hablando de que esa persona no tiene recursos emocionales para resolver las problemáticas por ella misma, (…) también puede ser gente con poca tolerancia a la frustración, que viene de la incapacidad de resolver conflictos, de poder esperar y tener paciencia”, dice.

Si se llega a depender tanto de todas las predicciones, al grado de no salir de casa sin haber consultado alguna de ellas, la persona corre el riesgo de “desconectarse de la realidad” y estancarse en una especie de mentalidad infantil, advierte Valles Corcuera.

“Es como un niño en quien se ve como normal que tenga pensamientos mágicos, que creen en la posibilidad de que un súper héroe venga a resolver las cosas;

– los niños, quienes conforme pasa el tiempo ubican el desarrollo de sus propias habilidades y que ellos mismos pueden resolver las cosas, van teniendo más contacto con la realidad”, explica la experta del IIPCS.

“Gancho” fácil

López Hernández agrega que, a pesar de que cualquier tipo de personalidad puede buscar este tipo de lugares, lecturas o personas para ver qué le va a pasar en el futuro, hay cierto tipo de personalidades que se pueden enganchar más fácilmente.

Quienes tienen menos seguridad en sí mismos necesitan que alguien les diga qué es lo que tienen que hacer, por dónde tienen que buscar, cómo deben sentir, casi cómo tienen que pensar, son personas que necesitan mayor dirección.

Pero también es común que recurran a ello personalidades que les gusta tener más el control sobre las situaciones, explica la psicoanalista de la SPM, porque la incertidumbre genera muchísima angustia, y si ubican que hay alguna situación que no van a poder controlar, ya sea del trabajo, dinero o con la pareja, necesitan saber qué va a pasar para poder controlar la situación y así bajar su angustia.

Tanto Valles Corcuera como López Hernández aseguran que para decidir qué hacer el próximo año es mejor basarse en las experiencias propias:

-Seguir haciendo lo que ha retribuido buenos resultados e intentar nuevos caminos en los ámbitos en los que aún no obtiene lo que desea.

¡Cuidado!

Si le suceden algunas de estas cosas, es probable que el esoterismo esté ganando terreno en su vida:

•Deja de hacer ciertas cosas si no consulta el horóscopo.

•Su angustia sobre cómo va a resolver un problema sólo baja al consultar el tarot u otro tipo

de predicción.

•Piensa que lo que decidió sin consultar algo o a alguien siempre va a fracasar.

•No puede esperar ni tolerar que las cosas no salgan como esperan.

•Deja de comentar sus problemas con quien antes lo hacía (amigos, pareja, familia)

ASÍ LO DIJO

” Entre más se recurre a las predicciones,

estamos hablando de que esa persona

no tiene recursos emocionales para

resolver las problemáticas por ella misma, (…)

también puede ser gente con poca tolerancia a la

frustración”.

– María Fernanda Valles

Corcuera, psicoanalista