Lo hecho en México sabe mejor

  • Wed Nov 11th, 2015 12:01am
  • Salud

Stephanie Quiles

Agencia Reforma

El peso mexicano vive una evidente inestabilidad ante el dólar, y el costo de los productos alimenticios están incrementado y afectan a toda la cadena de esta industria, restaurantes, tiendas y finalmente a los consumidores; por ello es importante privilegiar a los productos nacionales para apoyar la economía propia.

El carpetazo a la crisis del 2008 y tener hoy índices bajos en desempleo en Estados Unidos han hecho que se fortalezca su moneda; sus habitantes tienen más dinero y lo gastan localmente. Además, la incertidumbre europea, el bajo crecimiento de China y otros factores hacen que los inversionistas prefieran buscar dólares antes que otra moneda, lo que genera que suban los precios en todo el mundo, explica Alfredo Colín, asesor financiero y copropietario de Cantina Mexicaltzingo.

“Así que nos toca apoyar a la economía local; lo que le hace falta a México es su crecimiento interno en el consumo de lo propio. Podemos ayudarnos desde el súper, fijarnos en las etiquetas que digan ‘hecho en México’; preferir ir al mercado y ahí también preguntar de dónde viene la fruta, pues los sudamericanos también han sufrido en su moneda, pero al exportar al País venden en dólares, y ya subió el precio; o ir directo al productor local.

“En los restaurantes también se nota, cuando se consume carne de Estados Unidos o Canadá porque tienen ciertas certificaciones hay que tener presente que se está favoreciendo a un mercado externo. Hay que pedir cerdo y pollo, que sabemos que lo compran localmente, no ordenar platos de salmón o res, que generalmente es extranjera, o preguntar”, añade el experto.

Evitar las cadenas de restaurantes externas también es buena opción, además se tiene más certeza de que se consuman productos frescos, pues muchas cadenas tienen alimentos preparados que llegan a México listos, sólo para almacenar, ni siquiera dan trabajo para que alguien los haga en el País.

“El lado bueno de esto es para el exportador de alimentos como berries, pimientos o aguacate, que se cotizan en dólares y están recibiendo más por su inversión; pero en el resto hay que favorecer lo nacional”, concluye Colín.