Nuevo ciclo en Vallarta

  • Tue Dec 22nd, 2015 12:01am
  • Salud

Analine Cedillo

Agencia Reforma

Atardeceres rosados que caen sobre las esculturas del Malecón y banderillas de camarón a la orilla de playa Los Muertos. Galerías que han inspirado caminatas de arte y restaurantes cuya diversidad sazona un festival gastronómico de prestigio.

Puerto Vallarta es un destino completo. Bañado por el Pacífico, conserva las delicias de un pequeño pueblo costero de calles empedradas, en perfecta armonía con el lujo de sofisticados resorts, coquetos B&B’s y hoteles ecológicos cercanos, como los de Yelapa, a donde sólo se puede llegar por agua.

Durante las vacaciones de invierno Puerto Vallarta se vuelve consentido no sólo de los tapatíos -a quienes las playas de este destino les quedan a menos de cinco horas en auto-, sino de los norteamericanos que desde hace varias décadas se sienten como en casa. Incluso hay un área residencial en el centro, Gringo Gulch, donde en los años 50 se afincaron varios extranjeros y famosos, entre ellos Liz Taylor y Richard Burton, encantados por el discreto paraíso mexicano.

Para recibir el Año Nuevo, el puerto ya prepara la celebración y el punto clásico de reunión es el Malecón.

La noche del 31 de diciembre, turistas y vallartenses se apropian de esta vía peatonal frente al mar, la cual se extiende 870 metros desde el Hotel Rosita hacia la Zona Romántica, también conocida como Viejo Vallarta, donde hay un montón de cafeterías, restaurantes, boutiques y clubes nocturnos, pasando el Río Cuale.

Al acercarse la medianoche, hay que buscar el mejor lugar para contemplar el espectáculo de fuegos artificiales que ilumina parte de la Bahía de Banderas y el paseo con las icónicas esculturas de artistas mexicanos, entre ellas “El Caballito de Mar”, de Rafael Zamarripa; “Tritón y Sirena”, de Carlos Espino o “La Rotonda del Mar”, de Alejandro Colunga.

La escapada para comenzar deliciosamente el 2016 en Vallarta no puede obviar una cena en alguno de los restaurantes que lo han convertido en un destino gastronómico, donde desde hace 21 años cada noviembre se organiza el Festival Gourmet Internacional. Café Des Artistes, creación del chef Thierry Blouet y La Leche, del chef Alfonso Cadena y Kaiser Maximilian, de los chefs Carlos Palomera y Claudio Hernández, son algunos de los favoritos.

Más allá de los placeres del sol, sus playas y cocina, durante esta temporada tampoco hay que pasar por alto el espíritu cultural del destino: la nueva edición de Puerto Vallarta’s ArtWalk comenzó el 28 de octubre y terminará el 25 de mayo de 2016.

Con mapa en mano, la propuesta es recorrer nueve galerías abiertas gratuitamente a los visitantes y admirar pinturas, esculturas, cerámica fina y piezas de vidrio soplado, entre otras. Algunos de las más destacadas son Galería de Ollas, dedicada a la cerámica fabricada en Mata Ortiz, Chihuahua y Galería Córsica, especializada en arte contemporáneo de renombrados artistas, entre ellos Juan Soriano o Leonora Carrington.

Otra probadita de la movida cultural que se cocina Vallarta es la apertura del nuevo foro musical The Jazz Foundation, que no sólo está abierto para conciertos, también promete stand-up comedy y recitales de poesía. Tiene capacidad para 100 personas y el menú de su restaurante está inspirado en las recetas más tradicionales de la cocina criolla de Nueva Orleans.

Gigantes, bienvenidas

En Vallarta, un buen regalo invernal podría ser el avistamiento de ballenas jorobadas, desde los primeros días de diciembre y hasta los últimos días de marzo (oficialmente, la temporada aquí terminará el próximo 23 de marzo). Los cetáceos llegan en busca de las aguas cálidas y poco profundas del Pacífico mexicano, ideales para aparearse, dar a luz y criar a sus ballenatos.

En plan turista, para gozar de sus saltos y coletazos, lo indispensable es sumarse a un recorrido organizado por un turoperador responsable; una alternativa es la compañía Ecotours, cuyos paseos de tres horas y media, en botes para máximo 12 personas, incluyen la guía de un experto y la oportunidad de usar un micrófono subacuático para escuchar el canto de las ballenas.

CÓMO LLEGAR

Aeroméxico, Interjet, VivaAerobus y Volaris vuelan directo hacia Puerto Vallarta desde la Ciudad de México. El tiempo de vuelo es de 1 hora con 30 minutos, aproximadamente.

DÓNDE DORMIR

CasaMagna Marriott Puerto Vallarta Resort & Spa. Dentro de las actividades de este alojamiento destaca su programa de liberación de tortugas marinas, entre agosto y diciembre. Tiene 433 habitaciones y suites con balcón, una playa de arena dorada y un campo de golf cruzando la calle. Desde 119 dólares por noche en ocupación doble (tarifa sujeta a cambios y disponibilidad).

MÁS INFORMACIÓN

visitpuertovallarta.com

www.marriott.com

www.mundomex.com.mx