Usted También Tiene un Sueño

  • Fri Jan 30th, 2009 12:01am
  • Salud
Usted También Tiene un Sueño

Por Patricio Ríos Hinojos

Corresponsal de La Raza del Noroeste

El otro día fui al médico y de todas las interrogativas que me hace, siempre la pregunta que le pone más tono es, “¿has perdido peso?” “I don’t know about you”, pero híjole, después de comer tamales, menudo, pozole y todos los guisos navideños, creo que la pregunta es necia.

Sin embargo, es algo que todos tenemos que tener cuidado. No empiece este año con la misma resolución del año pasado o no se la pase soñando que un día milagrosamente se despierta delgadito/a, si usted no procura con hacer algo para realizar ese sueño.

Quisiera poder decidles que Hinojos tiene la receta que le daría éxito en su lucha; pero lo único que si les puedo asegura es que sea gordito o flaquito, “them tamales are damn good”.

Hablando de sueños, después de escuchar y de ver las varias noticias durante los días de la inauguración del Presidente Obama, me puse pensativo sobre las palabras del Dr. Martín Luther King. Especialmente me intrigó de saber más de sus otros discursos famosos.

Primeramente, quiero establecer que guardo con mucho respecto los alcances del Dr. King y también felicito al pueblo Afro-Americano por sus logros. No es y nunca sería mi intento de dañar los logros de ambos.

Lo que más me conmueve el alma es de ver a mi gente alcanzar sueños y metas similares que cualquier otro grupo en este país.

Esta semana fue muy emotiva para los Estados Unidos, y especialmente para mí fue una de inmensa emoción. Mientras celebraba con todo el mundo la inauguración del Presidente Obama, el mismo día yo celebraba la vida de la persona que mas influencia dio a mi vida. Esta persona me dejo un legado mucho más impactante que cualquier Presidente.

¿Locura o coincidencia? Que chiripa que la inauguración del Presidente Obama fue el día que los Estados Unidos celebraba el legado del Rev. King. Irónicamente, el estado de Arizona reconoció el día como ‘holiday’ por primera vez; “check this out”; Arizona también es el estado el cual el senador McCain sirve, que últimamente el Presidente Obama le ganó en las elecciones.

Sea lo que sea, lo que más me agita el alma, es que a pesar que los Latinos son la población más grande, sin embargo no se le a dado el respecto que merece. Déjeme provocar unos pensamientos en vosotros.

Que no se nos olvide, que fue Cesar Chávez quien dijo, “Si Se Puede”. Todo mundo esta zumbando como abejas alborotadas con las palabras del nuevo Presidente cuando exhorta a la multitudes con las palabras “we can do it”.

Nosotros también tenemos un sueño. El sueño se realizará cuando dejemos de estar satisfechos y conformes con llegar a la montaña, pero que nuestro enfoque sea de un día ser dueños de esa montaña.

El futuro de los Latinos depende en la entrega que cada uno hace para unirnos como un pueblo potente, que sueñan también de un día ver a sus hijos logra lo mejor de este país. Era el sueño de Cesar Chávez que fuésemos guerrilleros valientes y luchar por la justicia. Y si usted cree que si se puede; “then let’s do it”.

Un cambio de Presidente no vencerá a las pandillas que a diario destruyen a nuestros jóvenes. Pero usted y yo lo haremos. Igualmente, aún que sea el Presidente de color, eso no acabará con la pobreza en nuestros barrios. Pero usted y yo lo haremos.

Ni tampoco un cambio en la Casa Blanca será la respuesta a la injusticia y a la discriminación de nuestra gente, pero unidos todos, si se puede.

Mi gente, es tiempo de tomar para atrás la milla extra que hemos caminado, solo para avanzar una pulgada. Es tiempo de cesar de quitarnos la camisa de nuestras espaldas sólo por temor. Es tiempo de dejar de voltear la cara para que nos den otra cachetada. Tenemos que seguir luchando, para que nuestros sueños sean realizados para nuestros hijos y familias. !No somos el tapete de nadie!

Son adecuadas las palabras de Martin Luther King en su charla ,”Beyond Vietnam” (april 4, 1967), “Hoy se nos enfrenta, que mañana es hoy. Procrastinación es el ladrón del tiempo. La vida nos deja desnudos y derrotados con una oportunidad perdida