AH PA’ COMENTARIOS! LA PASIÓN DEBE REFLEJARSE EN TODO

Por Paco Diaz

Les comento que pude vivir en el centro de la ciudad de Seattle nuevamente una experiencia de pasión desbordada. Las inmediaciones del estadio de fútbol llenas de gente que viste colores muy bien definidos, por un lado, el amarillo y por el otro blanco y rojo, portando banderas que representan no solo a un equipo de futbol, sino a todo un ejercito de valientes guerreros, que en una cancha intentarán destrozar el orgullo de su contrincante con ayuda de un balón.

En este lugar se vivía una pasión única, una fiesta que incluye a la familia, los amigos, los compañeros de trabajo, a todo el mundo. Muchas personas viajan cientos de kilómetros para poder apoyar a su equipo y gastan una gran cantidad dinero para poder ser testigos de la batalla. Hay gritos, llanto y sentimientos muy fuertes, donde los ganadores sentirán que no hay mayor alegría que ver que el equipo que han elegido o que han heredado por la influencia de alguien importante, será el mejor. Cuidado si el equipo pierde, algunos realmente sienten la derrota como propia con todas sus consecuencias emocionales, se tendrá que dar la cara a lo que les han ganado la apuesta y sentirán vergüenza. Algunos muestran su amor incondicional y juran lealtad eterna a su equipo del alma, no importando el resultado.

Es interesante ver como cuando los seres humanos nos identificamos con algo, ya sea porque nos hace sentirnos parte de un grupo, porque realmente nos gusta mucho observar competencias o porque es parte de una tradición social, hay algo que nos hace soñar que somos parte de ese grupo de personas sobresalientes y un guerrero más, que despierta esa energía que nos hace sentirnos vivos.

¿Se imaginan ver esta misma pasión que demostramos tener por el fútbol corporativo y por el amateur, en todo lo que hacemos? en esas situaciones de vida donde nosotros si seamos realmente los protagonistas de la historia, donde nosotros somos las estrellas a las que todos quieren imitar y sueñan con ser como nosotros algún día. Además, lo mejor es como consecuencia de nuestro trabajo y propio esfuerzo.

Quizá lo somos ya y nos damos cuenta, lo somos para la gente que esta a nuestro alrededor y que se esta inspirando en nuestro esfuerzo y logros para poder ser mejores, pero que muchas veces no nos lo dicen o demuestran y no nos hacen sentir famosos o apreciados. Pero eso no nos debe limitar a mostrar mucha pasión por nuestra familia, trabajo, comunidad, nuestra salud, etc. Esa pasión nos ayudará a dar lo mejor de nosotros siempre y nos hará inspirar a otros. No se necesita ser un deportista destacado o un famoso artista para que nos podamos sentir satisfechos con nuestra vida, no hay nada que envidiar a nadie, solo hay que meterle pasión a todo lo que desarrollemos.

Les invito a que sintamos y demostramos pasión a todo lo que hagamos, que con esa energía podamos generar cosas buenas y hacer que alguien mas las tome de ejemplo para sacar lo mejor de sí mismo y echarnos mutuamente porras siempre. Tomar como bandera nuestra propia misión en esta vida.

Comentemos de este y otros temas que les he compartido en redes sociales, búsquenme como Paco Diaz en la Red y recuerden que los latinos que demostramos pasión en todo lo que hacemos, ¡somos más fuertes!