(Foto by Richard Shotwell/Invision/AP, File)

(Foto by Richard Shotwell/Invision/AP, File)

Todos Somos Uno

Por Sandra Maqueda

Cada vez se escucha más en todos lados el tema del acoso sexual que tanto mujeres conocidas como anónimas han experimentado en todos los ámbitos de la sociedad. Mujeres que por muchas razones callaron durante años y que ahora a raíz del hashtag o etiqueta “#metoo” que en Español significa “Yo también” y que corrió como pólvora en las redes sociales, permitió que mujeres en todo el mundo se atrevieran a decir por primera vez en muchos de los casos que habían sufrido de acoso sexual o hasta violación. La etiqueta se viralizó después de que la actriz Alyssa Milano escribiera en Twitter: “Si todas las mujeres que han sufrido acoso sexual escribieran “Me too” tendríamos una idea de la magnitud del problema”.

Esto ha logrado empoderar a mujeres en todos los ámbitos sociales y se han atrevido a revelar que en espacios como por ejemplo en Hollywood donde como un secreto a voces el machismo sigue presente, caras tan reconocidas como Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow, Salma Hayek y Rose McGowan, han sacado a la luz prácticas machistas que experimentaron durante sus carreras, pero más allá de Hollywood, con este movimiento se ha constatado cuán extendido está este problema. Productores, políticos, conductores de radio y TV y hasta el presidente de los Estados Unidos han sido señalados como acosadores sexuales y algunos han sido acusados inclusive de violación a menores de edad.

El caso más reciente es el del Republicano ultraderechista Roy Moore, acusado de hostigamiento sexual por nueve mujeres, muchas de ellas adolescentes cuando fueron agredidas. Uno de los promotores de Moore es el presidente de esta nación, Donald Trump, quien por cierto ha sido acusado públicamente por más de 17 mujeres de hostigamiento sexual, ambos han reiterado una y otra vez que todas las mujeres que se han atrevido a denunciarlos son “mentirosas”. Y aquí es a donde yo quería llegar, sé muy bien que muchas personas se preguntan por qué estas mujeres que han sido acosadas o violadas sexualmente no dicen nada. Bien, la respuesta es porque sabemos que lo primero que van a decir los acusados es “está mintiendo”. El miedo de que no nos crean o el temor de que estos “hombres” si así se les puede llamar, se atrevan a negarlo y/o a culparnos, el que puedan inventar historias para salir librados y claro dejar a las victimas además de expuesta a las críticas machistas, con una reputación de “mentirosas” es una de tantas razones por las que muchas mujeres callamos.

En la gran mayoría de los casos estos acosadores son personas con ausencia de valores y estabilidad emocional que tienen una personalidad difícil de definir. Pueden ser muy amables, con manifestaciones sexuales directas o sutiles, mediante un buen manejo de la comunicación. Pero el objetivo apunta siempre a lo mismo: el sometimiento. La baja autoestima de estos sujetos busca ser compensada con la sensación de control y poder. Su ‘juego’, el intentar ‘seducir’, se activa en su imaginación, primero, a través de una vivencia y luego, por un proceso mental que se hace cada vez más complejo, y que lo dirige hacia la ‘conquista’ de su objeto. En muchas ocasiones cuando las victimas los rechazamos y no caemos en sus redes, terminan comportándose de manera agresiva y en caso de ser denunciados son capaces de negarlo todo. Sé que están pensando en porque me estoy contando en todo esto. La respuesta es “#Metoo”. Sandra Maqueda conduce “Despertando con el Rey” de lunes a Viernes de 6-10 AM en KKMO 1360 AM. Facebook: Sandra Maqueda o en su Blog: www.sandramaqueda.com