El plan de transporte se enfoca en equidad para todos

Por Bill Ramos y Javier Valdez

¿Cómo podemos construir un sistema de transporte que funcione para todas nuestras comunidades?

Es un hecho que invertir en transporte significa construir autopistas y transbordadores. Y, claramente, necesitamos modernizar y transformar la forma en que movemos a las personas y a los bienes para utilizar tecnología más limpia, como vehículos eléctricos.

Pero también teníamos otro objetivo en mente en el transcurso del año pasado, ya que conjuntamente con nuestros colegas, desarrollamos una propuesta para invertir en transporte: equidad.

Los demócratas de la Cámara de Representantes en el Comité de Transporte están respondiendo a la necesidad crítica de mejoras en el transporte con un plan que incluye nuevas inversiones en carreteras, tránsito, transporte para personas con necesidades especiales, mejoras para peatones y ciclistas, e inversiones significativas para reducir la producción de carbono.

También incluimos preservación y mantenimiento de la infraestructura existente que ha sido descuidada durante mucho tiempo. El Departamento de Transporte del estado estima que cada conductor de Washington gasta casi $650 en costos anuales de reparación de automóviles por daños causados por baches, grietas y otras condiciones de carreteras deficientes; sumando a todos los conductores del estado, el monto asciende a casi $3.7 mil millones.

En el transcurso de casi 90 sesiones, escuchamos las voces de comunidades que nunca antes habían estado involucradas, o a las que nunca antes se les había dado prioridad en el desarrollo de políticas de transporte, y de ahí surgieron mensajes clave que el público nos dijo que teníamos que priorizar.

El primer mensaje fue la oportunidad de participar en el lado empresarial de la infraestructura de transporte para llevar empleos y prosperidad económica a las comunidades desatendidas que se han visto ensombrecidas en la contratación estatal. El segundo fue el efecto de proyectos de transporte anteriores en las mismas comunidades. Algunos ciertamente han sido perjudiciales para ciertas comunidades, incluso proyectos que pudieron haber sido buenos para el estado en general. El tercero fue crear más oportunidades para empleos y funciones de aprendiz con buenos salarios.

No queríamos introducir un paquete de inversiones con la esperanza de haber acertado, quisimos invitar a conversaciones difíciles que pudieran conducir a resultados de transporte inclusivos y equitativos. Quisimos que las personas participaran con tiempo, quisimos escuchar sus retos, sus necesidades y cómo un sistema de transporte mejorado podría ayudar a realizar esperanzas y sueños para una comunidad más fuerte.

Estamos seguros que el paquete de transporte que hemos introducido refleja los mensajes que escuchamos.

Reconocemos que el gran tamaño de los ingresos recaudados afectará a las comunidades de color y otras comunidades desfavorecidas. Debido a eso, priorizamos los impactos atenuantes.

Nuestra propuesta ayudará a empresas, cuyas propietarias son mujeres y minorías, a obtener la certificación para calificar y competir en proyectos de transporte. Requerirá que el estado lleve a cabo un mayor alcance fuera de la región de Puget Sound para traer más y nuevas empresas de mujeres y minorías al sistema para obtener la certificación. Y proporcionará la asistencia técnica que estas empresas necesitan para tener éxito. También nos aseguramos de valorar a miembros de comunidades desfavorecidas al garantizar un lugar en mesas directivas estatales que ayuden a determinar proyectos y políticas.

Este paquete de transporte fortalece los programas de mentores de contratistas para involucrar a contratistas bien establecidos con aquellos que no han tenido las mismas oportunidades. Amplía los programas de aprendizaje como “Youth Direct” para conectar a los chicos, incluyendo jóvenes en hogares de crianza implicados en el sistema judicial, con oportunidades de trabajo para que puedan aprender, ganar un salario y contribuir a sus comunidades, todo al mismo tiempo.

También estamos invirtiendo en comunidades de primera línea al enfocarnos en proyectos de transporte para beneficiarlos con un fuerte enfoque en las comunidades que han sufrido injusticias en el pasado, para asegurarnos de que realmente se beneficien de esta inversión.

La propuesta es única en que genera nuevos ingresos sin nuevos préstamos con bonos, lo que representa un ahorro de miles de millones de dólares de los contribuyentes en costos de intereses. Otra conexión entre ingresos e inversiones es cómo el ligar el valor de los impuestos sobre combustibles al Índice de Precios al Consumidor pagará por el aumento de los costos de conservación y mantenimiento. Estas medidas fueron importantes para minimizar el impacto de la financiación regresiva.

Ahora es el momento de aprobar esta propuesta y finalmente aportar un lente de equidad a la política y planificación del transporte; un asunto tan crítico para la calidad de vida de todos.

———————————

El representante estatal Bill Ramos, Demócrata de Issaquah, representa al 5º Distrito Legislativo. Se desempeña como segundo vicepresidente del Comité de Transporte de la Cámara de Representantes. El Representante Javier Valdez, Demócrata de Seattle, representa al 46º Distrito Legislativo y es miembro del Comité de Transporte de la Cámara de Representantes.