Hombre de Arlington de 88 años detenido en Mexicali

Hombre de Arlington de 88 años detenido en Mexicali

Aileen Charleston

La Raza del Noroeste y

Debra Smith

The Herald

Un viaje que sólo iba a consistir de una simple visita al dentista en la frontera mexicana con Yuma Arizona, se ha convertido en todo un caso de disputa donde dos hombres, uno originario de Arlington, WA de 88 años y su nieto de 40 años fueron arrestados por autoridades mexicanas bajo cargos de pornografía infantil.

De acuerdo con un reporte emitido por la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California, Edward Chrisman de 88 y Gary Chrisman de 40 fueron acusados por la madre de una niña de 13 años, quien afirma que los hombres entraron a su deposito ubicado en un municipio de Mexicali llamado Los Algodones, preguntándole a su hija si quería posar desnuda. Esta se negó y la madre inmediatamente mandó a llamar a la policía y los hombres fueron detenidos.

El mismo reporte, indica que tres días después estos hombres acudieron al mismo deposito pero esta vez se encontraba otra empleada de la señora de 17 años, a quien le pidieron tomarse fotos, pero con ropa, ella accedió y de acuerdo con el documento el menor de los Chrisman le tomó siete fotos en diferentes posiciones. El reporte afirma que al final le propuso tomarle fotos desnuda pero la joven no aceptó.

Gary Chrisman le pagó 24 dólares y se marchó junto con su abuelo, dejándole un número de teléfono por si cambiaba de opinión.

Sin embargo, la familia de los Chrisman asegura que la versión es otra completamente a la que indican las autoridades y que tanto Edward Chrisman como Gary están siendo victimas de un sistema corrupto con el sólo fin de obtener dinero de la situación, puesto que no se han encontrado pruebas de fotos indecorosas hasta el momento.

Los Chrisman se encuentran presos en la Carcel de Mexicali conocida como El Cerezo. La familia de ambos asegura que los hombres fueron detenidos afuera de un deposito, no obstante que Edward Chrisman de 88 años se encontraba en el carro mientras su nieto se bajo a comprar un refresco y de paso, aprovecho para pedirle fotos a unas jóvenes con su Mamá ofreciéndoles 25 dólares, ya que de acuerdo con la familia, había estado tomando fotos de la cultura mexicana todo el día.

Los amigos y familiares de Edward Chrisman en Arlington lo describen como una persona sumamente creyente y gentil quien también es miembro de la Iglesia Asamblea de Dios en Arlington y un veterano de la Segunda Guerra Mundial.

No tiene historial de ningún cargo durante su vida aquí en los Estados Unidos y su salud es lo que más preocupa a sus familiares, puesto que se sabe que las condiciones bajo las que se encuentran en la Cárcel de Mexicali no son las mejores para el señor de 88 años de edad.

Juan Galván, reportero para el periódico La Voz de la Frontera de Mexicali pudo establecer contacto con el Procurador General del Estado de Baja California, y este le concretó que el caso de los Chrisman no se encontraba más bajo sus manos, sino en las manos del Juzgado en el que se estuviera llevando el caso.

Galván también afirmó que lo más seguro es que esto se trate de un caso de corrupción, no obstante agregó que tampoco es raro ver casos de americanos que cruzan la frontera para solicitar servicios sexuales de jóvenes.

Por lo pronto, la familia ha contratado una licenciada que les esta llevando el caso. En son de desesperación también han pedido el apoyo tanto políticos como de personas de la comunidad.

Se sabe que los colaboradores que trabajan con la Senadora Maira Cantwell han comenzado a ver dentro del caso del hombre de 88 años y continuaran presionando a las autoridades para que se resuelva el caso con la mayor brevedad.