Es tiempo de ahorrar

  • Fri Jan 16th, 2009 9:07am
  • Salud

(Agencia Reforma).-Es cierto que la crisis que el mundo enfrenta será fuerte y que le puede pegar a muchos. Pero, precisamente, en este tipo de circunstancias desfavorables, el ser humano tiende a volverse más creativo y lucha por salir adelante.

Éstos son buenos momentos para educarse en la manera cómo consumimos, y para ser muy precavidos en las decisiones que pueden afectar la economía del hogar, asegura Edwin Abán Candia, director del Departamento de Economía del Tec de Monterrey.

“No somos una sociedad consumista culta”, dice. “No hay, por ejemplo, la cultura de comprar un electrodoméstico que no consuma muchos watts. Lo que la gente ve es sólo el precio, cuando lo que debe hacer es buscar una relación entre ambos, lo que a la larga saldrá más barato”.

Jorge Garza, profesor titular del departamento de Economía de la UDEM, señala que la mejor manera de no perder el control del bolsillo es hacer, siempre primero, un presupuesto.

“Poner en papel o en computadora los ingresos y los gastos del hogar para llevar un control y tener una idea clara de en qué se gasta el dinero y dar un seguimiento. Lo segundo es hacer un plan de ahorro, identificando gastos necesarios e innecesarios”, aconseja Garza.

Éstos son tips que ofrecen los expertos para cuidar el dinero.

La salud

Es mejor ir a revisiones médicas periódicas para checar tu estado de salud y poder atacar las enfermedades en sus inicios. Tratar enfermedades cuando ya están muy desarrolladas suele ser,a demás de más difícil, mucho más costoso.

También se recomienda guardar los medicamentos sobrantes cuando acabas un tratamiento, de esta manera, si el médico vuelve a recetar esta medicina, ya tienes reservas.

El súper

Si quieres que tu dinero rinda en el súper, es indispensable que hagas una lista de los alimentos y productos de limpieza básicos que necesitas antes de salir de tu casa, de esta manera irás directo por estos artículos y no estarás recorriendo los pasillos y comprando cosas que muchas veces no necesitas.

Otra recomendación es hacer un verdadero comparativo de marcas y tiendas. Muchos supermercados ofrecen productos con descuento, pero si se compara toda la compra, algunas tiendas tienen mejores precios.

Las tarjetas

En tiempos de crisis, lo primero es afrontar que se tiene una deuda y después informarte sobre todos sus detalles: tipos de taza, montos, plazos y riesgos. Después hay que hacer un plan de pagos.

Intenta renegociar las deudas con los bancos, con tazas fijas y a plazos tan largos como te convengan. Pero siempre debes cumplir y a la vez tratar de quedarte con efectivo. Usa la tarjeta de crédito sólo cuando sea necesario. Trata de no contraer nuevas deudas.

Los servicios

Cambia las lámparas tradicionales por ahorradoras de energía. Aprovecha todo lo que puedas la luz del día. Checa cuántos watts consumen los aparatos.

Para ahorrar agua, por ejemplo, puedes colocar regaderas y sanitarios economizadores, y obviamente acortar el tiempo del baño. Cuidar el gas es fácil si tratas de cocer alimentos en ollas exprés, si mantienes los pilotos apagados y usas el horno sólo cuando es necesario.

Trata de usar el teléfono de línea lo más posible, evitando al máximo las llamadas innecesarias en celulares.

La educación

Una gran “rebanada” del presupuesto familiar se va en las colegiaturas de los hijos, sobre todo si éstos acuden a una escuela privada.

Para ahorrar en la educación de tus hijos, sin sacrificar calidad, puedes aprovechar los descuentos que existen en algunas planteles que ofrecen descuentos por pagar de contado o por adelantado, claro, si tu bolsillo te lo permite.

Enséñale a tus hijos a cuidar sus útiles para que sirvan durante todo el período escolar.

Transporte

Para ahorrar gasolina se sugiereno acelerar bruscamente y tratar de manejar a una velocidad constante.

Otra cosa que puedes hacer es planear bien tus recorridos, para que de una sola salida hagas las vueltas que necesites; también puedes hacer viajes con amigos, compañeros o vecinos y así todos ahorran gasolina y benefician al medio ambiente.

Entretenimiento

Come fuera de casa lo menos posible, o bien, limitar tus visitas a restaurantes a una vez a la semana. Aprovecha las promociones que existen en los cines. Busca en internet los cupones de descuento para ciertos restaurantes o parques de diversión.

Visita museos o parques naturales cercanas a tu comunidad que tal vez no conoces y cuya entrada es de bajo costo o hasta gratuita.