Hugo Sanchez

Hugo Sanchez

En sus ojos descansa la gloria de mil conquistas logradas. Sus puños son duros y con la firmeza del que gusta levantar la mano para guiar a sus guerreros. En su gesto aún asoman los rasgos de una sonrisa acostumbrada a mostrar el orgullo característico de los elegidos. Son muchas las historias que resguardan sus arrugas apenas notorias, pero su voz es el eco de la experiencia misma en el campo de batalla. El “macho” más conocido y querido de nuestro rancho, mis paisanos, ha despertado de la “getita” en que retozaba y ahora anda con la pistola bien desenvainada para volver a las andadas y conquistar nuevamente a la madre patria.

¿Qué, pensaban que hablaba del Papa o de Obama? ¡Pues no!, yo hablo de Hugo Sánchez, el cáscarero más triunfador de nuestro pambol. El Pentapichichi ha sido presentado como el salvador del Almería de la Primera División de España y vaya que causó revuelo su nombramiento como director técnico de este equipo, ya que el “chinos” de oro es conocido y reconocido en la liga de las estrellas por su pasado histórico con los “merengues”.

Hugo Sánchez, de 50 años, había dirigido anteriormente a la selección mexicana y a los clubes Necaxa y Pumas (con los felinos obtuvo el bicampeonato y el torneo Santiago Bernabeu). En su paso como jugador, destacó en las filas del Real Madrid, club con el que fue Pichichi de la Liga durante cinco temporadas. Además, en España también jugó en el Atlético de Madrid y el Rayo Vallecano.

El “macho” llega a un equipo con problemas de descenso, y es que el Almería está en el sitio dieciséis de la tabla general y le urge salir cuanto antes de la quema. Es por eso que la directiva del club ibérico se decidió por el carisma de Hugo, ya que la otra opción era Héctor Cúper, sin embargo, depositaron toda su confianza en el poder mediático y psicológico del “macho” para ver si así se les quita lo atolondrado a sus jugadores.

Esta nueva empresa es complicada para el ex técnico nacional, no obstante, Javier Aguirre comenzó igualito su aventura como técnico en territorio de la madre patria al dirigir a un Osasuna que también lidiaba con el descenso y mírenlo nomás dónde anda ahora: no sólo salvó a los rojillos y los calificó por primera vez en la historia del club a torneos europeos sino que ahora lleva con aires favorables al Atlético de Madrid a tierras prometidas de Champions.

Muchos critican la decisión de Hugo por tomar a un equipo con el agua hasta el cuello, sin embargo, el que es “macho” se aprieta los… zapatos y se va de filo en busca de hacer lo imposible una realidad. Hugo Sánchez tiene la experiencia, el carisma y el ego suficiente para contagiar a sus pupilos y llevarlos del otro lado del río. El “macho” anda armado y espera ansioso que el silbato le dé la señal para una aventura más en la que él será el que ponga la cara.