Envidias no dejan avanzar.- Jaime Camil

Envidias no dejan avanzar.- Jaime Camil

Por Fernanda Palacios

Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO – La unión hace la fuerza, admite Jaime Camil, quien al igual que otros mexicanos un día decidió probar suerte en la industria hollywoodense.

Y si bien ha tenido que trabajar, hacer audiciones y probar su talento para conseguir oportunidades en Estados Unidos, reconoce que en gran medida los artistas nacionales se han abierto paso gracias a que se echan la mano entre ellos.

“Lo más importante ha sido mantenernos unidos y apoyarnos unos a otros, nos hablamos siempre. Si uno hace algún proyecto invitamos a los otros y viceversa, porque si no hay un respaldo no logramos nada, si hay envidias o tonterías no avanzamos.”

“Cuando en Jane the Virgin (serie en la que participó) el showrunner me preguntaba a quien le recomendaba para distintos papeles yo le iba diciendo: Ana de la Reguera, Kate del Castillo, Diego Boneta. Siempre estamos metiendo a nuestros amigos”, aseguró Camil en entrevista.

Tras dar vida durante cinco años a Rogelio de la Vega en el show, el mexicano está listo para arrancar este 2020 con su participación en la comedia Broke, junto a las actrices Pauley Perette (NCIS) y Natasha Leggero (Los Doble Vida).

“El final fue increíble, ya terminamos la producción y fue algo muy emotivo, muy bonito y ahora empiezo con este sitcom que tengo con CBS, que saldrá al aire entre enero y febrero, todavía no está definida la fecha.”

“Pero a mi donde me llamen para trabajar, aquí en México o en EU, donde sea voy a hacerlo con una sonrisa y agradecido por la bendición de que me den trabajo”, agregó el actor.

En Broke, Camil interpreta a un hombre cuyo padre decide cortarle la manutención y como consecuencia él y su esposa deben mudarse a la casa de su cuñada.

La serie cuenta con la producción ejecutiva de Jennie Snyder Urman, quien colaboró con el actor en Jane the Virgin.

A sus 46 años, el artista atraviesa por uno de sus mejores momentos tanto en lo profesional como en lo personal, pese a que las canas han comenzado a cubrir su cabellera.

“Soy muy sano, no tomo, no uso drogas, hago ejercicio y mantengo una vida saludable y eso ayuda mucho al semblante.”

“Pero creo que es el estilo de vida de aquí, hay menos estrés y también influye mucho mi familia, tengo dos hijos maravillosos y mi esposa me da una paz tremenda y creo que si te sientes tranquilo contigo, lo transmites y se refleja”, resaltó.