El poder de la fibra

  • Thu May 19th, 2016 12:43pm
  • Salud

Por Natalia Vitela

Agencia Reforma

El poder de la fibra Cuando falta fibra en la dieta diaria, el colon es el principal afectado.

La insuficiencia de este alimento puede originar desde estreñimiento hasta síndrome de colon irritable, enfermedad diverticular y hemorroidal e incluso cáncer de colon, coinciden especialistas. Según la Organización Mundial de la Salud, lo ideal es consumir 25 gramos de fibra dietética al día, pero en México, según la Secretaría de Salud, los adultos consumen de 16 a 18 gramos. Si después de leer esto empezarás a consumir más fibra prefiere la que aportan frutas, verduras y cereales naturales sobre la de productos industrializados que agregan grasas y azúcares, y consúmela con agua abundante para evitar el estreñimiento que se busca prevenir. Considera que además de la falta de fibra, el sedentarismo, el estrés, la alta ingesta de grasa y factores genéticos contribuyen a padecer estos males.

Colon enfermo

El síndrome de colon irritable es una enfermedad común que afecta más a las mujeres y origina dolor, distensión abdominal, estreñimiento y diarrea o ambas. Su origen es el sistema nervioso, el cerebro. Cuando se está bajo estrés se mandan señales al colon y esto se manifiesta con distención de éste y dolor visceral. Para tratar este padecimiento, además de la prescipción farmacológica, se receta ejercicio, incluir al menos 25 de gramos de fibra en la dieta diaria, evitar el consumo de leguminosas como frijoles y habas, así como lácteos, pues éstos se fermentan en el intestino.

Hemorroides, mal común

Otro mal común es la enfermedad hemorroidal y la puede padecer hasta 60 por ciento de la población, dice Jiménez.

Las hemorroides son las comunicaciones de arterias y venas que están en el ano. Éstas protegen el músculo del ano y ayudan a que no se evacúe sin sentir. “Cuando las hemorroides se enferman hay dolor, sangrado al evacuar y comezón en el ano. Son comunes en pacientes que no comen fibra y que no toman agua, Pueden tratarse inyectándolas, se pueden ligar o se puede realizar cirugía, lo cual depende del grado de enfermedad hemorroidal.

Cáncer silencioso

El cáncer de colon y recto es multifactorial, pero uno de los factores que lo condiciona es la poca ingesta de fibra. Este cáncer produce los mismos síntomas que el síndrome de colon irritable o la enfermedad diverticular y hemorroidal, por lo que es fundamental que ante esos signos las personas se realicen un estudio de colonoscopía.

Este padecimientos más común en hombres que en mujeres. Para tratarlos se indica la quimio y la radioterapia o la cirugía, según el grado de avance.

Menú multifuncional

Si planeas elevar tu consumo de fibra considera que hay dos tipos: la soluble y la insoluble.

Al consumir la soluble se forma una especie de gel en el intestino delgado y evita que se absorba rápidamente la glucosa, el colesterol y los triglicéridos. Protege el colon, previene males cardiovasculares y ayuda en el control de la diabetes, explica. Está contenida en cereales como la avena y alimentos como soya, chía y nopales.

La fibra insoluble se encuentra en verduras y frutas, sobre todo si se consumen con cáscara. También la contienen cereales integrales y leguminosas como frijol y lentejas. Para consumir 25 gramos de fibra diaria, se aconseja incluir en la dieta cinco porciones de verduras y frutas al día.