poniendo el ejemplo educativo

poniendo el ejemplo educativo

Alejandro Domínguez

La Raza del Noroeste

El salón está cubierto por las pancartas hechas por los estudiantes en el salón 100 del edificio Sur de Ballard High School en Seattle. Hay pancartas que hablan de artistas y personas históricas hispanas que van desde Rigobertha Menchú, hasta una que habla del mariachi.

Este el salón de Proyecto Saber.

Hace dos semanas se dieron detalles sobre un estudio hecho por la escuela de Educación de la Universidad de Washington junto con la Comisión de Asuntos Hispanos, que decía que los estudiantes hispanos se estaban rezagando en pruebas de WASL y en graduarse a tiempo debido a que no había recursos disponibles para estudiantes hispanos, maestros bilingües y que conocían ambas culturas, y hasta problemas de racismo en unas escuelas.

Para ilustrar la nota, esta publicación usó una fotografía queriendo mostrar a estudiantes hispanos en una clase. Algo no del agrado de la maestra y estudiantes del Proyecto.

Porque ellos no se están rezagando. Sino todo lo contrario, están saliendo adelante.

De acuerdo a la profesora del proyecto Saber Norah Giraldo, este proyecto existe para resolver los problemas que el estudio señala y que los ha resuelto por alrededor de 30 años. Giraldo dice que el estudio debió de haber analizado el Proyecto para que vea una alternativa existente en la educación.

“Las razones que da la doctora (Frances Contreras) son ciertas, pero hay programas que se pueden copiar y establecer en escuelas”, dijo Giraldo. “Se necesitan programas estables, no inventar algo nuevo”.

Proyecto Saber empezó en varias escuelas de nivel primaria, secundaria y preparatoria. Actualmente, este programa está en Ballard y en otras dos escuelas. El Proyecto es una clase electiva que es llamada “Nuestra Cultura”. En la clase, se le da tutoría a estudiantes, clases culturales y acceso a recursos en su propio idioma para investigaciones. Giraldo dicen que El Centro de La Raza da pláticas una vez a la semana. Recientemente, se da también acceso como clase “recuperación de créditos” que le da la opción a estudiantes de tomar clases por computadoras para recuperar créditos de otras materias y ponerse al corriente para graduarse a tiempo. Esto ha permitido que la clase se vuelva más diversa culturalmente.

“Ha sido hermoso. Ha cambiado perspectivas,” dijo Giraldo.

Otro de los problemas que dice el reporte es que los padres inmigrantes se sienten intimidados y no participan en la educación de sus hijos. Esto no sucede con los padres en Ballard.

“No hay esos problemas. Los padres vienen y nos llaman,” dijo Debbie Spiegelman, maestra asistente del Proyecto.

El programa ha tenido desafíos, en especial por cuestión de fondos. Giraldo dijo que ha habidop momentos que se quería cerrar el programa pero el apoyo de la comunidad lo ha evitado. Antes, el programa obtenía fondos federales, después fueron del distrito y ahora sólo reciben fondos por medio de la escuela.

“Este año es crítico”, dijo Giraldo al referirse a posibles cortes en la educación por problemas del presupuesto.

Giraldo dice que el programa es en parte exitoso por el apoyo del director de la escuela Phil Brockman.

Brockman atribuye al éxito del programa porque se hace una relación con la comunidad y las familias.

“Cuando creamos un ambiente de confianza, entonces podemos ver que progresan académicamente,” dijo.

Ballard está entre las tres escuelas preparatorias con mayor número de estudiantes hispanos del distrito escolar de Seattle. Giraldo calcula que el 95 por ciento de los estudiantes hispanos pasan por su clase.

En las pruebas de WASL, los estudiantes latinos de Ballard han salido mejor que otros estudiantes latinos del distrito escolar y del estado por dos años en las pruebas de lectura, escritura y matemáticas. Proyecto Saber es quizás el programa con mayor historia que ayuda a los estudiantes de una minoría, pero no es el único. En Edmonds, cuatro mujeres, Marla Horne, Johnetta Moore, Gloria Sepuveda y Tiffany Sims crearon el grupo Familias Abogando por Estudiantes de Minorías (FASC por sus siglas en inglés) para crear cambios de política en disciplinar a estudiantes de minoría porque vieron que había una disparidad. De acuerdo a Gloria Sepulveda, se escucharon testimonios de padres y estudiantes. Con esta información se ha contactado al Distrito Escolar de Edmonds para tratar de hacer cambios para integrar más a las minoría, incluyendo a la comunidad inmigrante.

“Queremos que haya recursos para todos los estudiantes”, dijo Sepulveda.